Soneto de Joaquín Sabina a Kichi

sabina, kichi

Joaquín Sabina ha dedicado un soneto al alcalde de Cádiz, elegido casi por mayoría absoluta, lo que le permitirá completar 8 años de gobierno que de momento se saldan con muy buena nota. «Querido alcalde, te había prometido un soneto para tu campaña.. sabes también que lo perdí. No te ha hecho ninguna, y hoy emocionado por la maravillosa votación que te han dado los gaditanos he intentado reconstruirlo, y aunque no ha quedado igual, quiero mandártelo»

«Kichi mima su Viña y su Caleta
como quien barre el patio de su casa,
le toma la tensión a lo que pasa en cada bar,
en cada plazoleta.

Acabar con el paro es una meta mayor que cobrar multas,
IBI, tasas, o enfrentarse al burócrata
que atrasa los relojes del alma del poeta.

Trabaja día y noche sin horario,
como un vecino más,
y al vecindario le da su rojo corazón de balde.

Cádiz es su pasión y su princesa,
su carnaval, su gente, su teresa.
Kichi es mi Sur, mi inspiración, mi alcalde»

Joaquín Sabina

Continuar leyendo «Soneto de Joaquín Sabina a Kichi»

Poema a Cádiz, Pregón Carnaval de Cádiz 2019

sabina, 2019, cumpleaños

Pregón Carnaval de Cádiz 2019

Nunca voló tan alto este juglar,
nunca tuve un honor tan gaditano:
pregonar el jolgorio más pagano
que soñó en su resaca don Carnal.

La Caleta es mi punto cardinal,
en estas playas paso mis veranos,
antes de que me coman los gusanos
seré un chirigotero universal.

Mi musa es una choni bien plantada,
esquina, de taberna, de arrabal.

Nací en el olivar de Andalucía,
he vivido en Madrid, Londres, Granada,
pero me enamoré del carnaval
y me vine a cantarle a la bahía.

Cádiz es bienmesabe y pescaíto,
bajamar, todo cabe y chiringuito.
Cádiz es mi pasión y mi destino,
la estación terminal de mi camino.

Cádiz es mi rescate y mi hasta luego,
mi patria, mi rincón, mi olor, mi fuego.

Cádiz es mi presente y mi futuro,
mi afán, mi corazón tan inseguro.

Cádiz es el lugar donde reposo,
mi sueño del verano más hermoso.

Cádiz es un domingo por la tarde,
sin lunes bajo un sol que guiña y arde.

Cádiz del Beni y Paco de Lucía,
Cádiz, el cachondeo por bulerías.
Es un métetelo por donde quepa,
es la constitución: Viva la Pepa!

Cádiz es chirigota y carnaval,
una mágica nota de cristal.

Cádiz es guasa, burla, coña, duende,
Cádiz que ni se compra ni se vende.
Cádiz es disparate y arrebato,
Cádiz es rebelión contra el maltrato.
Cádiz es mercadillo toma y daca,
Cádiz es botellón, pasón, resaca.
Cádiz es mi cazón y mi coquina,
mi talismán, mi ascua y mi sardina.
mi bailongo, mi siesta, mi almohada,
mi rock and roll, mi tango mi balada.

Cádiz del Quichi y Mágico González,
el jondo sur del sur, tú sí que vales.

Cádiz es libertad bajo la luna
Cádiz es más bonita que ninguna.

Joaquín Sabina pregonó el Carnaval de Cádiz como jamás nadie lo ha hecho hasta hoy. Versos, palabras de cariño, guiños a la ciudad y a la provincia por parte de una persona que vive en Rota los meses de verano y que considera Cádiz su «patria chica». Dice Joaquín Sabina que le debía una canción a Cádiz, y en un pregón en el que se rodeó de sus músicos y de amigos como Leiva, Vanesa Martín, Jorge Drexler, Rozalén, Manu Sánchez, Chipi. El vídeo del pregón estará disponible en unas horas, pero antes de eso queríamos compartir contigo alguno de los versos que le ha dedicado a la ciudad de Cádiz. ¡Vamos!

Continuar leyendo «Poema a Cádiz, Pregón Carnaval de Cádiz 2019»

Mereció la pena

sabina, poema, soneto

Versos de Joaquín Sabina

El crepúsculo va con retraso
destiñendo la sal de la vida,
vivo en un callejón sin salida,
hace tiempo que no me hago caso.

Avanzando hacia atrás, paso a paso,
cada atajo parece una huida,
cuando pierda por fin la partida
roncaré a la salud del ocaso.

Partiré sin cumplir mi condena,
pensaré que mereció la pena
y, si tiene paciencia el destino,

sin hacerle al espejo un reproche
le daré la razón a la noche
y abriré otra botella de vino.

Joaquín Sabina

Hace algo más de cinco años Joaquín Sabina publicó en Interviú «Interiores», y ahora llega esta versión diferente en la revista Tinta Libre, a la que titulamos «Mereció la pena» porque es precisamente de los pocos versos que cambia en este soneto que desgarra, que vuelve a hablar del paso del tiempo, de la vida en el alambre. Hay inspiración, no hay que preocuparse, el nuevo disco está en camino y se llamará «Lo niego todo»

Amanece peor cada día…

sabina, poema, soneto

Versos de Joaquín Sabina

Amanece peor cada día,
Y, a pesar de las horas hermosas,
las goteras son tan enojosas
la ira de Dios tan impía

que al final, con el alma vacía,
uno deja que pasen las cosas
como trenes, como mariposas
que no saben morir todavía.

Yo prefiero soñar que mañana,
de repente por una ventana
se me cuelen volando las musas,

y feliz, surcando esa ola
enrojezco como una amapola
y me pongo a cantar sin excusas.

Joaquín Sabina

Hace algo más de cinco años Joaquín Sabina publicó en Interviú «Interiores», y ahora llega esta versión diferente en la revista Tinta Libre, a la que titulamos «Amanece peor cada día» porque es precisamente el verso con el que arranca un soneto que desgarra, que pide inspiración, que es él en su más pura esencia. Hay inspiración, no hay que preocuparse, el nuevo disco está en camino y se llamará «Lo niego todo»

Brindis y versos de Joaquín Sabina

sabina, 2016

Versos de Joaquín Sabina

I

Brindo por las guitarras despeinadas,
por los adúlteros sin indulgencia,
por los pecados contra la prudencia,
por los escombros de la madrugada.

II

Brindo por los abuelos sin medallas
que no cuentan batallas a sus nietos,
por las abuelas que zurcen y callan,
por la acuarela, el thriller, el soneto.

III

Brindo por Medellín, por Guanajuato,
Isla Negra, Macondo, Guatemala,
Región, Santa María, Chiapas, Comala,
la rumba, el son, la cumbia, el vallenato.

IV

Hoy brindo por los sabios despistados,
los parados, los santos inocentes,
los que luchan con uñas y con dientes
los que se rinden, los desconsolados.

V

Brindo por los yogures caducados,
por los pecados que cometería,
por la alegría del desesperado,
por los premiados con la lotería.

VI

Brindo por los amores clandestinos,
por el sudor con uñas y con dientes,
por los fans de al pan pan y al vino vino,
por el tímido, el raro, el impotente.

VII

Brindo por los pecados veniales,
por el orgullo de los vagabundos,
por la morfina de los moribundos,
por el idioma de los animales.

VIII

Brindo por la memoria sin olvido,
por la lluvia que empapa a los amantes,
por las alas del pájaro sin nido,
por los heridos, por los caminantes.

IX
Brindo por el negrito sin patera
por la sangre torera de Morante
por el grito del blues de la frontera
por los mares del sur, por el Levante.

X
Brindo por los que brindan con cualquiera
que tenga un corazón noble y caliente,
por las fatigas de la buena gente,
por el swing que derrochan tus caderas.

Joaquín Sabina

Hace tiempo…

poema, sabina, soneto

Soneto de Joaquín Sabina

Hace tiempo que no me hago caso,
hace tiempo que olvido que atraso,
que paso de mí.
Hace tiempo que no pido nada,
hace tiempo que la madrugada
no da más de sí.

Hace tiempo que mengua mi renta,
que cuadran las cuentas
de la soledad.
Hace tiempo que no me hago trampas,
hace tiempo que nieva, que escampa,
que vuelve a nevar.

Hace tiempo tiempo que el tiempo se esfuma,
hace tiempo que nadie perfuma
mi vieja canción.
Hace tiempo que el sol tiene pecas,
hace tiempo que las discotecas
no tienen razón.

Hace tiempo que no me acaloro,
hace tiempo que el tiempo, que es oro
no cura el dolor.
Hace tiempo que todo es mentira,
hace tiempo que el mundo no gira
a mi alrededor.

Hace tiempo que bajo la cuesta,
que pierdo la apuesta
contra el porvenir.
Hace tiempo que sueño despierto,
que se muere de sed un desierto
delante de mí.

Joaquín Sabina
Hace tiempo….

Araña, llena y vacía cada verso de soneto de Joaquín Sabina que ya aparecía en parte publicado en el libro «Muy personal». Sabemos que el tiempo es algo que el flaco valora muy mucho, y este soneto es SOBRESALIENTE.

Un tren descarrilado

sabina, soneto, joaquín sabina, poema

Soneto de Joaquín Sabina

«El sexo es una guerra incivil, la única guerra
sin héroes ni vencidos, ni mártires ni santos,
cuando tú y yo buscamos lo mismo, ¡qué dulce cuerpo a tierra!
tan cerca del abismo, del éxtasis, del llanto.

Cuando se pudra el cielo, cuando silben las balas,
sabrás que dejo todo si tú me dices ven,
porque sigues contando conmigo por las malas,
por más que descarrile mi penúltimo tren»

Hace más de cinco años Joaquín Sabina publicaba este soneto, «Penúltimo tren», del que nos quedamos con estos versos que nos llegan y nos atraviesan, que nos hacen descarrilar y acordarnos de aquellas personas que nunca, nunca, nunca, ni un segundo al día se van de nosotros y nuestra mente. Viviendo en el alambre…

Un soneto emocionado

poema, sabina, soneto

Soneto de Joaquín Sabina

«No faltaron tormentas aquel año,
me echaron de las barras de los bares,
desgarré mi camisa de lunares,
dejamos de jugar a hacernos daño.

Rimando la canción del desengaño,
deserté de los fuegos malabares,
cambié las alegrías por soleares
y al tipo que te amó por este extraño.

Me acosaron alarmas imprevistas,
sufrí, te perdí, fui tropezando
extramuros del furo del artista.

Prófugo de un dolor que ya no existe,
llevo 500 noches celebrando
la impúdica belleza de estar triste»

Joaquín Sabina
Un soneto emocionado

Araña, llena y vacía cada verso de soneto de Joaquín Sabina que leía en la última gira de conciertos. Más tarde fue publicado en la prensa bajo el título «Un soneto emocionado»

Dos sonetos y un brindis para Javier Krahe

sabina, krahe, sonetos

Sonetos y brindis a Javier Krahe

I

Lo quemaron en la hoguera, por blasfemia,
los esbirros tridentinos de la fe,
los licores del amor y la bohemia
maquillaban sus arrugas y su sed.

Conjuraba con su verbo la epidemia
de un decenio tan vulgar y tan fané,
con su canto, su orfandad, su polisemia,
les quitó a las semifusas el corsé.

Qué más puedo decir, era mi hermano,
mi cómplice, mi cuate, mi maestro,
en un bar sin ventanas a la RAE.

Competía con Brassens cada verano,
tan anarquista y, sin embargo, diestro
en el apocalipsis según Krahe.

II

Lo quise tanto que lo odiaba a veces
porque era tan mejor que me borraba,
multiplicó mis panes y mis peces
y temprano acabó lo que se daba.

Me quedé con el ruido, él con las nueces,
yo con el mal menor, él con las bravas,
ambos contra la gola de los jueces,
hasta en el diccionario cuecen habas.

Ejercí de escudero de su arte,
él me trataba como al pijoaparte,
amaba ser Caín si yo era Abel.

Cada cual a su forma y a su modo
compartimos buñueles contra nodos,
nunca tendré un compadre como él.

Brindis

Brindo por la razón del imprudente,
por las cartas de amor de los soldados,
por el voto con dos dedos de frente,
contra el olvido de los olvidados.

Hace poco más de un año del fallecimiento Javier Karahe y su amigo Joaquín Sabina dedicó estos sonetos y este brindis a través de Tinta Libre