Nativel Preciado, GRACIAS

joaquin sabina

Columna de Nativel Preciado en «Tiempo»

Decía Charles Bukoswki que si quieres saber cuántos amigos tienes de verdad, haz que te metan en la cárcel. Joaquín Sabina no ha tenido que llegar ni por asomo a eso, más bien todo lo contrario. Ha enamorado, con su trabajo, a todo el mundo hispanoparlante gracias a sus letras y su música. A pesar de que todo son parabienes y halagos, algo en lo que intenta no pensar demasiado, la crítica de El País tras el concierto de Las Ventas nos ha dolido y tras la columna de Almudena Grandes, aparece otra amiga en acción para realzar la figura del flaco y dejar aún más claro de quién estamos hablando, la grandísima Nativel Preciado. Lo mejor de todo es que cuando se le pregunta por las críticas él dice «El trabajo de los críticos es criticar… el mio, no». Pura clase.

«Supongo que no existe país en el mundo donde existan tal cantidad de destructores por metro cuadrado como en el nuestro. No me refiero a los grupos de hard rock ni tampoco a un buque de guerra, sino a esa clase de personas que se sientan a esperar en la puerta de su casa para ver cómo pasa, al fin, el cadáver de su enemigo. Se trata de una variedad de depredadores que están siempre alerta para dar testimonio de la destrucción de un mito. Su mayor placer es testificar que un músico genial, un cantante idolatrado, un deportista campeón, en definitiva, un triunfador, está acabado. Su espíritu crítico se impacienta tanto que, a veces, se adelantan a los acontecimientos, como en el caso del que me ocupo a continuación.

La cofradía del santo reproche lleva una década anunciando la caída de Joaquín Sabina que, afortunadamente para sus incondicionales, aún no ha llegado y es muy probable que no llegue jamás. Quizá le flaqueen las piernas en el escenario o le abandone definitivamente la inspiración o se le rompa del todo la voz (crucemos los dedos para que no suceda), pero incluso en tan desdichada hipótesis, ya nada le podrá arrebatar el efecto que provocan sus canciones en millones de seguidores. Lo demostró la pasada semana en la plaza de Las Ventas, lleno total, donde dio un concierto de casi tres horas, puso en pie a 18.000 personas que cantaban sus letras como si fueran mantras y le obligaron a salir varias veces junto a sus aclamados músicos. No se puede dar ni pedir más y, sin embargo, algunos críticos exterminadores no dejan de echarle en cara que tiene ya 61 años, como si la edad fuese un impedimento para dejarse el alma en los conciertos. Difícil demostrar cuál ha sido, es o será su mejor momento. Si el de Calle Melancolía, Donde habita el olvido, 19 días y 500 noches, Quién me ha robado el mes de abril, Más de cien mentiras, Noches de boda, Nos sobran los motivos, Por el bulevar de los sueños rotos, Princesa, Y sin embargo, Y nos dieron las diez» (no puedo resistirme a citar por orden alfabético) o el de Vinagre y Rosas o será el de las que está componiendo en estos momentos. Ojalá encuentre una razón para volver a cantar en Las Ventas dentro de unos años, que siempre serán menos de los que tienen los idolatrados Springsteen, Dylan o Jagger.

Para dar idea más precisa de su resistencia les recuerdo que, antes de actuar en la plaza madrileña, llevaba ya 52 conciertos en América (45.000 espectadores en Buenos Aires, y 58.000 en México D.F) y ahora está en la segunda etapa de su gira por España, que termina el 23 de octubre en Tenerife, después de otros 40 conciertos. Insisto: no se puede dar ni pedir más. De todo será testigo la cámara de Fernando León, director de un documental que los sabineros estamos ansiosos por ver. Que estas últimas líneas sirvan para subrayar los actuales méritos del artista. Y sólo añadir, por si no había quedado suficientemente claro, que somos varias generaciones las que brindamos por la larga vida de las noches sabineras y compartimos la frase de Fernando León: «No es que me guste la música de Joaquín, es que milito en ella»

Nativel Preciado
Tiempo de Hoy

Joaquín Sabina, único e irrepetible

joaquin sabina

¡Cuéntanos cómo has vivido el concierto!

Joaquín Sabina y todos sus músicos se dejan la piel en cada uno de los conciertos. Pero lo que se ha vivido en Madrid, en Las Ventas, es algo que nadie podrá olvidar. Es algo único e irrepetible. El flaco cantando en Las Ventas es una de las postales más clásicas de la capital de España, algo que jamás debería dejar de suceder y que debería repetirse siempre. Desafortunadamente el flaco ha comentado que «Es muy probable, casi seguro, que este sea nuestro último paseíllo en Las Ventas«. Por lo tanto, tu que has estado en el concierto, tu que has comprado la entrada y has esperado en la cola, que te has ido temprano para verlo de cerca, tu que has cantado cada unas de las canciones, tu que has llorado, que has saltado, tu que todavía tienes los vellos de punta, tu que le has gritado que le quieres más que a nadie. Tu, dinos cómo lo has pasado.

Qué grande eres, flaco.

«Joaquín Sabina es una caricatura del que fue»

joaquin sabina, las ventas, concierto, madrid, 2010

Lee la crítica al concierto en «El País»

Si bien el periódico El País nos brindó un espectacular especial previo a la salida del disco Vinagre y Rosas, la crítica que realizó sobre el concierto de Madrid el pasado 15 de diciembre de 2009 Fernando Neira no nos gustó. Llevaba por nombre «La encrucijada de la felicidad». En este caso, y con motivo del concierto más esperado en toda España, el más especial, de Joaquín Sabina en Las Ventas, a pesar de que todo el mundo ha vuelto loco de felicidad a casa, y a que todas las radios horas después de finalizado siguen hablando de la fiesta y tremendo espectáculo que ha sido el concierto, tenemos que leer líneas como las que siguen…

«Con independencia de lo que le digan sus secuaces, corifeos y demás seguidistas, Sabina no seguirá siendo mucho Sabina solo porque se cale el bombín y suelte algún chistecito. Nuestro amigo jienense piensa que si alguien no se deshace en elogios sobre su magna obra es porque la desafección le entra en el sueldo. El de este cronista es, con seguridad, mucho más exiguo que el suyo, pero ello no nos impide sospechar que el último Sabina, el posterior a 19 días y 500 noches, es una calcomanía ramplona, una caricatura, del que fue. Y de aquello, burla burlando, ya han transcurrido 11 temporadas, casi tantas como las que penó el Atleti sin un nuevo trofeo para sus vitrinas. Los fieles le siguen adorando, a la vista está. Y sin embargo, la chispa sabiniana cotiza a la baja y el interés de sus acciones ha emprendido el rumbo menguante»

Fernando Neira
El País

Al menos al comienzo del artículo le ensalza, aunque continúa diciendo que no por ello se puede librar de críticas. Llevamos siendo tremendamente respetuosos con el flaco desde que la página nació en 2004, y este artículo nos hiere y nos duele como si nos estuvieran criticando a nosotros mismos. Todos, absolutamente todos los que tenemos devoción por él hemos sufrido con su depresión y con su miedo a volver a los escenarios tras las isquemia. Cuando pocos años después de eso hemos tenido varios discos y varias giras, y sobre todo, cuando todos salimos tan felices de su conciertos… no necesitamos que nadie nos diga esto. España y el mundo estarían mucho más en crisis si el flaco no nos llenara de vida en cada concierto.

Próxima parada… Las Ventas

joaquin sabina, madrid, las ventas, concierto

«Si creen ustedes que estamos emocionados de estar aquí están ustedes en lo cierto»

Joaquín Sabina
Madrid, Palacio de los Deportes, 15-12-2009

Las Ventas. La plaza de toros de las plazas de toros. Madrid. La casa de Joaquín Sabina. Una de ellas, porque tiene casa en cada una de las nuestras. La ciudad se prepara y cuenta las horas para el concierto del año. El flaco va a llenar de música, letras y alegría una ciudad y a una gente que lo necesita, como todos en estos momentos que vive el mundo. Sabinamol en vena para curarlo todo.

Desde la web felicitamos de antemano a todos los afortunados que van a ir al concierto, queriendo hacer un especial sobre la relación de Joaquín Sabina y Madrid, en varios artículos. Y es que, en definitiva, España está rara cuando un verano el flaco no canta en Las Ventas. ¡¡A POR TODAS, MAESTRO!!

Especial concierto en Madrid, Las Ventas

joaquin sabina Video: Joaquín Sabina – «Siete crisantermos» (Madrid, 15-12-2009)
joaquin sabina Fotos del concierto de Joaquín Sabina en Madrid 2009
joaquin sabina Poema a Madrid en la gira «Vinagre y Rosas»
joaquin sabina Video: Joaquín Sabina y Pereza – «Tiramisú de limón» y «Embustera» (Madrid, 15-12-2009)
joaquin sabina Joaquín Sabina – «Madrid, territorio de los sueños»
joaquin sabina Video: Una noche con Joaquín Sabina en Madrid
joaquin sabina Joaquín Sabina, Medalla de Oro de la Ciudad de Madrid 2009
joaquin sabina Pregón de las Fiestas de San Isidro 2005