«No me preguntes gilipolleces, imbécil»

Tampoco hemos querido comentar nada de esto antes porque ni merece la pena. Los periodistas tocando la moral, y más los de un programa nuevo que empezaba en la televisión española y querían conseguir lo que finalmente consiguieron, que Joaquín explotara.

Como estamos con él, poco más tenemos que comentar.