Aplausos en el balcón de Joaquín Sabina

sabina

Con motivo de la crisis del coronavirus, cada día los españoles salen a sus terrazas y balcones para aplaudir la labor de los profesionales sanitarios que están luchando sin tregua para salvar las vidas afectadas por la pandemia. Y cómo no, entre esos esos aplausos hemos podido ver a Joaquín Sabina, en su casa, en Madrid, en la Plaza Tirso De Molina, acompañado de su pareja, Jimena Coronado. Hay que recordar que el maestro Joaquín Sabina continúa aún convaleciente y con el brazo en cabestrillo por la operación a la que tuvo que someterse tras sufrir una dura caída durante el último concierto en Madrid. Su agradecimiento con los médicos es grande y por eso lo reconoce. Ellos, junto con la Policía, la Guardia Civil, los transportistas, personal de supermercados y farmacias… todos son unos auténticos héroes.


Una respuesta a «Aplausos en el balcón de Joaquín Sabina»

  1. Gracias Joaqui. Mi sobrino se llama joaquin como tu y eso es lo que le llamamos .Soy una española en usa. Ya cuarenta años pero todos los veranos cuando voy a España oímos todas tus canciones! Que poeta eres! Que la vida te bendiga amigo!

  2. Querido Joaquín; en Septiembre de 1984 en Valladolid te encontramos en un bar musical de la ciudad. Apareciste por allí después de un concierto. Tus primeros discos no me hacían mucha gracia pero MALAS COMPAÑÍAS nos encantaba a mi primo y a mi. En el bar hice una apuesta con una amiga de que eras Joaquin Sabina y tuve que preguntártelo. Eras… te invité a un peta y acabamos una copa mientras charlamos un rato. Tras varias copas y bailoteos con la música de Pistones e Ilegales te fuiste con tu grupo. Tuvimos que ir tras de ti porque te llevaste equivocada la chaqueta de mi novia y te devolvimos la tuya (nadie se lleva la chaqueta de mi chica y al maestro Sabina se le devuelve la suya por derecho). No te acordarás ni de Blas…fue divertido. Desde el 85 vivo en Madrid, me casé con mi chica y tengo un hijo de 23 años. Se agradecen tus aplausos y los de Jimena en la ventana. Me alegro de que los sanitarios te cuidaran también y tan bien a ti. Cuida ese hombro maestro.Yo tampoco me quiero morir aunque rezo cuando me acuerdo porque no quedan más cojones. Somos muy diferentes aunque yo tb hago canciones, soy triatleta veterano, profesor de Educación Física y ,aunque pirata, estoy en Cáritas. Hay mucha gente en situaciones muy duras. Rece maestro que en el cielo también le quieren cojones. Yo tb. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *