Joaquín Sabina: «Prolongué mi juventud hasta los cincuenta»

joaquin sabina

joaquin sabina«Yo prolongué mi juventud hasta los 50. No recuerdo haber pensado entonces que el tiempo pasaba o que no tenía ganas de algo. Y al llegar al medio siglo noté un cambio brusco y tardío en mi vida. Además, coincidió con el ictus que sufrí y con aquello que dijo Groucho Marx: ¡Cambio de pareja!. Eso me salvó. Apareció Jimena, y mis amigos los poetas líricos, Ángel González, Luis García Montero, Felipe Benítez Reyes, el editor Chus Visor, la escritora Almudena Grandes… y el publicar el libro de sonetos… Y poner en cuarentena ciertas amistades… Todo eso ha sido mi salvadidas de los últimos 10 años. Antes todo era caos. Yo he sido muy disparatado, incapaz de tener costumbres o desarrollar hábitos. Ahora es la primera vez en mi vida que asumo una cierta rutina. Hasta entonces habitaba un delirio. Nunca sabía dónde iba a dormir, ni con quién, ni cuándo, ni tenía planes más allá del día siguiente. Pero aun así he trabajado mucho, he compuesto 400 canciones. Me sorprende tener tanta obra a mis espaldas viendo el caos absoluto en que me movía.

¿Depresión? Estuve dentro de un pozo muy feo durante algún tiempo, sí. Luego salí, pero sospecho que no de un modo definitivo. Se me quedó agarrá dentro. Queda el miedo a que despierte de nuevo. Fue muy jodido. Después de la nube negra vino una estabilidad que se traduce hoy en una tranquilidad doméstica que está muy bien para vivirla y disfrutarla, pero que no sirve de caldo de cultivo de canciones. Un horror, en ese sentido. Y entre mi tierra baldía y el mal de bellas faldas de Benjamín Prado probamos la pirueta de escribir a cuatro manos. Yo estaba en el dique seco, pero necesitaba escribir canciones. Mi amigo, a su vez, debía huir un rato. Así que tras una noche de copas le propuse que nos fuésemos a Praga, donde no me conoce nadie. Nos encerramos en un hotel sin mucha confianza en que aquello funcionase, pero ahí está. Pusimos en orden 11 de los nuevos temas…

Creo que corremos un serio peligro, porque el descrédito de la política, cuando es tan brutal como ahora, abre puertas al fascismo, a los salvapatrias populistas. Mira Italia, con su historia, sus pintores, sus poetas, sus músicos y degenerada hasta quedar en manos de un tendero de ultramarinos de la peor calaña, ese pedazo de hortera que es Berlusconi. Ojalá que aquí no suceda algo parecido, pero existe la amenaza. Estamos rodeados de miserables, de inmorales, de codiciosos, de estafadores. Va a tener razón César Vallejo cuando decía lo de español de puro bestia.

Soy consciente de que muchos ven de mí la caricatura. Pero es que con gente delante no me gusta llorar. Prefiero reírme en conversaciones muy locas. Y si son literarias, mejor. Aunque a la vez estoy muy bien solo. Tengo una seria tendencia a la melancolía. Puedo pasar meses sin ver a nadie. Y me tomo en serio el proverbio chino que recomienda no contarle los males a los amigos, que les divierta su puta madre.

El de los libros es un vicio más noble que otros que he tenido. Con la poesía he ido siempre a compás. Pero no sólo me gustan los grandes poetas, también los románticos y posrrománticos malos como Villaespesa y Campoamor. Y sobre todos ellos, Espronceda. No me quedo en la primera división, disfruto mucho con los alcorcones de la literatura. Siempre tienen un verso genial con el que te tumban. Además, he comprobado que los poetas más exquisitos, cuando se beben tres copas, cantan y lloran por los boleros más enfangaos. ¡Y querrían haberlos escrito! Porque las canciones tienen algo bello que no pueden permitirse los poemas: cierta cursilería, un no sé qué hortera. Sólo así son hermosas de verdad.

Me gusta la inmigración. Me gustan todos los acentos del idioma. Vivo justo en el límite entre el Madrid del magreb, el subsahariano y el de Quito. Es un gran laboratorio cultural. En Lavapiés está pasando algo, aunque los ediles no se enteren. De esta esquinita de Tirso de Molina no me muevo. Y si lo hago algún día será camino del mar.

¿Qué veo si me miro en el espejo? Un señor muy decadente. Lo que hay. No me gusta mirar atrás. Estoy a favor de la memoria y en contra de la nostalgia«

No te pierdas el reportaje completo en el diario El Mundo.

Joaquín Sabina: «Escribir a cuatro manos ha sido fantástico»

joaquin sabina

Entrevista a Joaquín Sabina en Público.es

joaquin sabina Cuando uno se llama Joaquín Sabina, ¿cuesta encontrar a alguien que le lleve la contraria?
Bueno, Benjamín Prado. Yo no soy la caricatura del tipo del bombín. Ese es el que sale al escenario. Soy infinitamente más pie a tierra que eso, como sabe toda la gente que me conoce y que me llevan la contraria todo el tiempo. No tienen razón, pero me llevan la contraria»

joaquin sabina ¿Cómo ha sido ese matrimonio con Benjamín?
Como todos los matrimonios, sin sexo. No, escribir a cuatro manos ha sido fantástico. Es algo que no había hecho nunca. Nos basamos en sus experiencias, porque atravesaba un bache sentimental gordo. Y tanto su bache como mi seca, porque era una época en la que no me venían canciones, las curamos juntos en Praga tomándonos unas copas y discutiendo cada coma.

joaquin sabina ¿Por qué no hay inspiración en su «felicidad doméstica»?
Yo casi todas las películas que veo son de un tipo que sale de la cárcel después de matar a no sé cuántos, y los versos que me encantan de César Vallejo suelen ser más vinagre que rosas, y las canciones de amor más hermosas son las más tristes. En la melancolía, en la amargura, en la desesperación florecen mejor el tipo de musas que a mí me gusta cortejar. La felicidad doméstica es cojonudo para vivirla, pero desde luego para contarla es un desastre.

joaquin sabina ¿Para qué sirve una canción?
Bueno, las primeras que haces quieres que sirvan para follar. Y a veces, para qué te voy a engañar, sirven. Lo peor es cuando le sirven a otro. Cuando te dicen: ayer estuve echando un polvo escuchando una canción tuya. Pues no, las hice para follar yo.

joaquin sabina Hace unos días apoyó un manifiesto en el que se pedía una salida progresista a la crisis. ¿Lo está haciendo mal Zapatero?
Esa es una pregunta que no sé si puedo contestar. En su día hice lo de la ceja por miedo a la derecha y por un cierto apoyo a una política de buenismo progresista, pero ahora el momento es mucho más complicado y no sé si lo volvería a hacer. Pero desde luego, no me gustaría que este país lo gobernara la derecha, y menos esta derecha que tenemos. En todo caso, si me dijeran hoy que hiciera lo de la ceja diría que he quedado con una chica.

joaquin sabina No es mala excusa.
¡La mejor!

joaquin sabina ¿Qué crisis es peor, la económica o la creativa?
La educacional. Estoy bastante horrorizado de ver el lenguaje que hablan los jóvenes, los grandes hermanos, los triunfitos y todas esa cosas. Esos programas donde parece que si no hablas con faltas de ortografía y eres analfabeto no te llaman.

joaquin sabina ¿Por qué Vinagre y rosas?
Pues vinagre es el desamor y las rosas el amor. Me gustan los contrarios porque soy contradictorio. Dudo todo el tiempo.

joaquin sabina Guti hace coros en el disco. Siendo usted del Atleti, ¿es para que el Real Madrid siga perdiendo?
Yo soy del Alcorcón, que quede claro. Guti vino con los Pereza, que es amigo suyo. Y coincidió con Serrat. Era muy divertido verles hacer coros juntos.

joaquin sabina ¿Qué tal canta Guti?
Mejor que Serrat.

joaquin sabina ¿El sarcasmo y la ironía no le van a abandonar nunca?
Son instrumentos cosméticos para disfrazar que uno es un baboso ternurista.

joaquin sabina Y ahora se embarca en una gira mastodóntica, y esta vez sin Serrat a su lado.
Sí, eso tiene un lado malo y un lado bueno. El bueno es que no tengo que darle la mitad del dinero a un catalán. Y el lado malo es que estoy solo debajo del foco, cuando con Serrat nos apoyábamos uno al otro muchísimo.

Joaquín Sabina vuelve a desnudarse y nos deleita «En noches como esta» de TVE

joaquin sabina

joaquin sabina, entrevista, video Disfruta del video de la entrevista

Hemos podido disfrutar de Joaquín Sabina en TVE, en el programa «En noches como esta» con Juan Ramón Lucas. No te pierdas las mejores perlas de la entrevista.

joaquin sabinajoaquin sabina «Tiendo a la melancolía y al exceso de baba… eso hay que corregirlo con cinismo»

joaquin sabina «Un día me quedé sin bombines en México porque siempre los tiro al público… con espanto para Jimena porque son muy caros. Mandé a mi secretaria al bombinero y midió mi cabeza… el bombinero dijo ‘Ay Chihuahua…‘ y es que… calzo buena cabeza»

joaquin sabina «Mi padre era un comisario extraño, estaba más dotado para su oficio de escritor de sonetos en bodas, bautizos y comuniones. Él me dijo que si leía nunca estaría sólo… y tenía mucha razón. Cuando se jubiló se levantaba a las 4 de la mañana a escribir sus memorias, y cuando terminó… decidió escribir su futuro. Llegó a escribir dos años más de los que vivió»

joaquin sabina «De las ultimas cosas que dijo mi padre fue ‘¿De dónde sale el dinero de las diputaciones?’ me dio mucho que pensar, he dedicado mi ida a descubrirlo y sigo sin saberlo»

joaquin sabina «Ahora echo de menos a los salesianos que tapen con la mano lo más pervertido de la TV»

joaquin sabina «Desde joven escribía romances, yo era chiquitito, di el estirón tarde y mal, tenía granos, odiaba al mundo, quería una novia de las carmelitas… había un concurso de versos a la Virgen Inmaculada… y ganó el concurso uno mío. No sé si alguien conserva esos versos»

joaquin sabina «Mi padre tuvo que participar en mi detención… fue un momento humillante para él. Éramos la oposición estudiantil anti franquista. me exilié por razones políticas y por razones menos política y con minifalda»

joaquin sabina «Mariano Zugasti fue un tipo maravilloso… ojalá quedaran más como él»

joaquin sabina «En Londres llevaba una doble vida… cantaba en restaurantes mexicanos y los fines de semana ya ejercía de cantante más politizado y con repertorios más míos»

joaquin sabina «Yo no recuerdo el momento de cuándo decido cantar. Hice una mili muy tardía, no tenía oficio ni beneficio.. y se me pasó la mandrágora. Fue una maravilla… no teníamos nada que ver con la movida, éramos pogres bohemios, afrancesados. Queríamos divertir y divertirnos, y además, renovar el lenguaje de las canciones. La Mandrágora fue una escuela y Javier Krahe un maestro. Aprendí mucho»

joaquin sabina «Hace 10 años u 11 Jimena Coronado me salvó la vida. Chus, Luis García Montero, Almudena Grandes… me propusieron hacer un libro me corrigieron los sonetos, me los editaron… me sacaron… me salvaron la vida. Fue un ictus. Me levanté al año y la pierna derecha y el brazo derecho no me repondían. No tengo secuelas, eso duró cuatro o cinco días… a los 15 días estaba recuperado. Por dentro queda una inseguridad, me costó volver a los escenarios, hace ya tres giras y ahora vuelvo a estar aterrorizado»

joaquin sabina «Volver a la carretera rejuvenece. Si Jimena Coronado no viajara conmigo estaría perdido… tras los conciertos hay fiestas, hay mujeres, hay alcohol»

joaquin sabina «Estuve a punto de irme de la vida por todo lo que disfrutaba… no quería disco póstumos»

joaquin sabina «Quise abrir el disco a la actitud de Pereza… ha sido una delicia trabajar con ellos»

joaquin sabina «Hay varios músicos del grupo con gripe.. esperemos que nos respete para la gira»

joaquin sabina «La crisis es una estafa global que se ha hecho a la gente. Nadie explica nada… no se ve que se esté pensando en modos de corregir la injusticia que hay… la canción es lo que dice la gente por la calle»

joaquin sabina «Era consciente de que no tenía voz, no era músico, habia unos grandes maestros… lo único que podía hacer era dignificar las letras de canciones. Las de entonces parecían declaraciones de futbolistas después de los partidos»

joaquin sabina «Pulo las letras porque creo que el idioma es sagrado. Mi patria y mi bandera es mi lengua… con la que me entiendo en todo el mundo. No se puede jugar con la lengua»

joaquin sabina «La felicidad doméstica no produce canciones… el estado que tenía benjamín prado sí. En Praga hicimos el núcleo de canciones del nuevo disco»

joaquin sabina «Hay que seguir siendo rojo, ser rojo significa justicia, significa igualdad de oportunidades»

joaquin sabina «En la TV uno oye cada cosa… que parece un insulto a la inteligencia»

joaquin sabina «¿Un miedo? a la enfermedad… y a la propia y a la ejan. estoy contra la muerte»

joaquin sabina «¿Una musa? Jimena Coronado y la ex novia de Benjamín Prado»

joaquin sabina «¿Un regalo? Un libro. Jamás me desespero esperando con un libro»

joaquin sabina «La cancion más hermosa del mundo? Estoy a punto de escribirla»