«Quiero estar vivo y no vender discos póstumos»

joaquin sabina

Entrevista a Joaquín Sabina en LaVoz.com.ar

joaquin sabina ¿Éltima gira de conciertos grandes?
A esta gira la estoy disfrutando más de lo que suponía. Ese comentario no fue tajante. Dije que me estaba empezando a apetecer tocar en sitios más reducidos, más íntimos, donde los matices de las músicas se oigan más. También manifesté que los grandes espacios y las plazas de toros propiciaban una fiesta comunal, de reunión de la tribu, más que una cita con las canciones y sus detalles. Pero aquí me tienes, haciendo estadios y disfrutándolo. La verdad, en definitiva, es que no sé qué voy a hacer el año que viene.

joaquin sabina ¿Tan independiente sos? ¿No le tenés que rendir cuentas a nadie?
No te enfandes, pero me ofendes. Soy absolutamente independiente. Cuando hago un disco, lo hago como quiero, cuando quiero, y mi casa de discos ni siquiera escucha las canciones antes. Se las doy editadas. Si son malas, es culpa mía. Así fue desde siempre. Si me lo permitía cuando me comía los mocos, por qué no hacerlo ahora. Mis contratos siempre fueron iguales. Lo bueno y malo siempre corre por mi cuenta, no hay nada ni nadie alrededor que me obligue a hacer algo en particular. Es verdad que hay un montón de músicos y familias que dependen de que haga giras o discos. Eso me presiona en términos morales, pero suelo ser tan inconsciente e irresponsable que, a la hora de la verdad, suelo no tenerlo en cuenta.

joaquin sabina Se estila hacer giras de regreso tras el abismo. ¿Por que no acudiste al lugar común?
Mi disco después del abismo fue Alivio de luto. Te puedes imaginar la cara de los ejecutivos de mi disquera. Decían «pero esto es una cosa muy fúnebre, nadie va a querer oírlo». Los que creen que no hay más remedio que firmar contratos abusivos y hacer concesiones todo el tiempo, están equivocados.

joaquin sabina En el disco participa Pereza, el dúo que conociste a instancias de Guti, del Real Madrid. ¿Qué opinás de la realeza del fútbol, de sus contratos millonarios y vida en la burbuja?
Que su aristocracia es un insulto para la gente trabajadora, a la que le cuesta muchísimo ganarse la vida. Pero también yo soy un insulto para esa clase. No obstante, ni Guti ni yo hemos inventando este sistema atroz que nos deglute a todos. A fin de cuentas, todo depende de la conciencia de cada uno.

joaquin sabina Tu música suele ser considerada trova testimonial o rock & blues bohemio. ¿Nunca fuiste un cantante de protesta?
A tres días de cumplir 61, me considero un cantante de próstata (ríe). Considero que tengo una voz, un sello del que no puedo prescindir. Me encantaría hacer canciones que no sonaran a mí. No puedo, es una condena. Claro que soy disconforme y disidente. No puede dejar de serlo nadie que lea periódicos o que camine por las calles. Pero las canciones deberían defenderse por sí mismas y no estar predeterminadas por un género.

joaquin sabina Las noticias del periódico invitan a la desesperanza. ¿Tenés confianza en la raza humana?
Mi caso es de un profundo pesimismo, en el que no cabe la resignación pero sí la rabia. Realmente no creo en nada. No encuentro los motivos para tener esperanzas y, sin embargo, las tengo. Alguien lo dijo hace tiempo: el optimismo del corazón contra el pesimismo de la inteligencia. Es así.

joaquin sabina Contame sobre tus otras colaboraciones.
La que tuve con Fito, en la que yo hacía las letras y él las músicas. Nos peleamos gloriosamente durante meses. Todo el mundo lo sabe. Luego compartí escenario con mi maestro Joan Manuel Serrat, que fue muy lejos de lo que imaginaba. No quería defraudarlo, ni defraudar a la gente. Y fue una fiesta de las tribales. Ambas tienen sus singularidades.

joaquin sabina ¿Se puede abandonar la bohemia?
Amo la vieja bohemia de los cafetines, eso de irse a casa cuando amanece. Pero insisto, quiero estar vivo y no vender discos póstumos. Uno puede echar barriga como Charly. Y estoy encantado con eso. Después de todo, prefiero a un Charly vivo que a un Charly muerto.

Una respuesta a ««Quiero estar vivo y no vender discos póstumos»»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.