Pereza loves Joaquín Sabina… y viceversa

perezaRubén «Joaquín es el grande de la canción española, el gran letrista. Hemos tenido una gran relación con él y todo fue bueno en el estudio: lo relajado de su forma de trabajar, verle terminar las letras, sentado aparte con el cuaderno entre las rodillas. Como si ves a Keith Richards afinar una Telecaster de cinco cuerdas. Una imagen muy fuerte para nosotros, algo increíble»

Leiva «Las grabamos en el estudio Rubén y yo, como siempre: baterías, bajos, guitarras. Cien por cien Pereza. Y Joaquín encantado y muy ilusionado. Luego fuimos a grabar con él las voces y salió muy bien. El trato muy cariñoso y el colegueo muy sano. Joaquín nos invitó al concierto de Buenos Aires y nos dijo: ‘Chicos, yo saldré con vosotros, y luego hacéis un trozo de show conmigo. Lo que hacía con Los Rodríguez, desde ellos no había encontrado a nadie que me gustase y que me divirtiese y ahora lo tengo con vosotros’. Lo cierto es que todo está siendo muy natural y no ha tenido nada que ver ni la compañía de discos, ni los managers, nada marketing, ha sido cosa del movimiento. Lo bonito de esto, lo importante de esto, es que si se hace de otra manera no sale. De otra manera huele, pero aquí entran en juego emociones, más que el nivel profesional, y eso es lo potente, eso es lo que te llevas a la tumba»

Rubén y Leiva
Pereza

Qué buen rollo, cuánto arte, qué derroche de ingenio. Pereza se confiesa en su web oficial y nos cuentan detalles de las dos colaboraciones de Vinagre y Rosas en las que aparecen… Tiramisú de limón y Embustera

2 respuestas a «Pereza loves Joaquín Sabina… y viceversa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.