Pancho Varona: "Todos los españoles estamos indignados"

joaquin sabina, pancho varonaSi tuviera que autodefinirse, ¿cómo lo haría?
A mí me gusta definirme como un autor de canciones que prefiere que las canten otros que lo hacen mejor que yo.
¿Cómo es su relación con Argentina?
De amor total. A mí me trajo Joaquín Sabina en el ’88 y me dijo que me iba a enamorar de Argentina; y fue inmediato y maravilloso. El momento más feliz del año es cuando el manager dice ‘estamos de gira y visitamos Argentina’. Ahí todos damos un grito de alegría y somos felices gracias a eso.
¿A qué artistas argentinos admira?
Ahora mismo vengo con un brote de amor inquebrantable por Andrés Calamaro. También admiro a Charly, a María Elena Walsh, que era maravillosa. Me gustan «la Negra» Sosa, Ariel Roth, Kevin Johansen. Argentina tiene una colección de músicos en el siglo XX y XXI que es difícil de igualar por otros países.
¿Qué opinión tiene acerca de los «indignados»?
Me parece muy bien. Creo que es un movimiento de gente totalmente pacífica, humilde y sensible. Es una maravilla la forma de protestar que han tenido, sin intentar molestar a nadie. Ha ido creciendo en el corazón de los españoles porque todos los españoles o la mayoría de ellos estamos indignados. Lo que ellos proponían eran cosas tan sensatas que han terminado por calar en el corazón de toda la gente. Creo que han caído muy bien en la población española. Por suerte ahora tengo trabajo pero podría ser perfectamente uno de ellos y, de hecho, de corazón lo soy.


¿Cuál cree que es el reclamo más importante?
Necesitamos trabajo, es una prioridad. Es un país con cuarenta y tanto millones de habitantes y casi cinco millones de parados. El porcentaje es brutal, es altísimo. Luego hay mucha protesta contra las hipotecas, los abusos de los bancos, la ley electoral y una lista de cosas contra las cuales es muy fácil estar en contra. Estamos gobernados por los bancos, esa es la principal protesta de los «indignados».
¿Le molesta que, indefectiblemente, se lo relacione con Joaquín Sabina?
No, por favor. A mí me parece que Joaquín Sabina es un grano maravilloso que me ha salido hace 29 años (o yo soy un grano que le ha salido a él). Para mí es un orgullo total, difícil de explicar. Estoy orgulloso de mi relación con Joaquín y del amor de la gente por él.
¿Sigue habiendo alrededor de «Sabina y cia.» muchas groupies?
No. Yo estoy felizmente casado con una señora argentina que no me deja tener groupies. Tenemos mucha gente que nos sigue pero el público de Joaquín no es exactamente de groupies. Joaquín se jacta -y yo comparto con él- de tener un público muy inteligente. Es verdad que en Argentina levanta unas pasiones que no despierta en otros países del mundo, allí la gente es especialmente pasional.
Dentro de las obras que compusieron juntos, ¿cuál es su favorita?
Es muy difícil, porque Joaquín y yo hemos compuesto cerca de cien canciones juntos. Todas son tus hijas, todas son muy guapas, nunca sabes con cuál quedarte. Yo siempre elijo las canciones que más alegrías me han dado: «Peces de ciudad», «Y sin embargo», «Ruido», «Contigo», «Pirata cojo». Últimamente ando muy enamorado de «Peces de ciudad», creo que es la última gran canción que hemos hecho Joaquín y yo. Luego hemos hecho otras, pero no tan hermosas.
Si pudiera armar una banda imaginaria, ¿con qué músico le gustaría tocar?
Me gustaría muchísimo tocar con Keith Richards. No con los Stones sino con él. Y me gustaría muchísimo pertenecer a la banda del «doctor Calamaro».
¿Cómo van a ser los shows en Argentina?
Cuando decidimos subir al escenario sin Joaquín pensamos hacer algo diferente a lo que hace todo el mundo. Se nos ocurrió un formato que llamamos las «Noches Sabineras», en las que nosotros cantamos y tocamos canciones que hemos compuesto con Joaquín en la primera parte del show. Pero en la segunda parte dejamos a la gente que suba a cantar con nosotros. Hay una lista de canciones y la gente se apunta con la que prefieran. Es una especie de karaoke con los autores.
¿Le molestan los tributos a Sabina?
Los tributos mantienen el repertorio más vivo, así que es imposible que nos moleste. Pero yo siempre les digo: ‘Deberíais usar toda esa energía en canciones vuestras en vez de andar versionando las canciones de Joaquín’. Lo que sí me molesta un poquito es que se vistan como Joaquín, que imiten su acento, que fumen como él… no es que me moleste, pero me da un poco de risa.
Entrevista a Pancho Varona en «Ámbito»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.