Un tipo que escribe canciones

joaquin sabina

Se convirtió en un fenómeno de ventas. Lo siguen mujeres de todas las edades. El español trata de explicar qué está pasando con él y habla de su vida nueva, más cerca de la escritura de sonetos que de los excesos.

A él, justamente a Joaquín Sabina, no vengan a hablarle de números. Lo suyo son las letras, la dialéctica, el juego de la métrica, el pasatiempo de poner en versos su melancolía y de hilvanar artesanalmente las palabras. Pero claro, imposible no remitirse a las cifras de escritorio cuando en la Argentina se desató el fenómeno de la sabinomanía.

Veamos: tras cuatro años sin actuaciones en Buenos Aires, hará ocho Teatros Gran Rex que estarán atiborrados de 3.200 personas cada uno. Las 12.800 entradas para los primeros cuatro shows volaron en apenas seis horas y lo mismo ocurrió con la venta en el ciberespacio.

Ante la fiebre criolla, imposible no saber qué piensa el andaluz alguna vez tildado de “profeta del vicio”. Océano de por medio, atiende el teléfono en su casa de Madrid, bastante avergonzado por semejante veneración porteña. Quizá por eso el poeta que para todo parece tener una palabra, esta vez permanece en silencio, casi sin explicaciones convincentes para tanta locura.

El Gran Rex te quedó chico. ¿No era mejor, por ejemplo, cantar en Boca?

(Abre la charla con una carcajada). ¡Uy, ése es un viejo sueño que no sé si alguna vez se cumplirá! Alguna vez canté en la cancha de Ferro… Pero el Gran Rex me gusta mucho porque ya son años y al cabo de ellos se crea una especie de tradición, de liturgia, de ceremonia. Es mi teatro preferido. La verdad es que es como el sueño del pibe. Tal vez el tema de Boca no se pudo concretar porque yo no he empujado mucho. Porque no estoy en un momento en que me apetezcan las grandes multitudes. Me apetece más ese nivel intermedio del Gran Rex.

Por una entrada la gente hizo vigilia, acampó con el mate. Una mujer llegó a pedir desesperada que no la dejaran sin ticket porque tu música era la banda de sonido de su historia. ¿Cómo se explica?

¡Ay! Uno para mantener en orden su cabeza y su corazón tiene que fingir que no se entera de estas cosas. Si entra en el choluleo, en alguna gente que te considera algo así como un líder espiritual, entonces está perdido. Yo no represento a nadie, sólo soy un tipo que escribe canciones que ojalá calienten el corazón a la gente, que ojalá le pongan un hombro para llorar. Pero nada más. Realmente me siento mal por la gente sin ticket. He leído cosas por Internet. Pero nos pilla en un malísimo momento porque tenemos la agenda muy apretada. Realmente estamos pensando en hacer una popular grande. O volver pronto. Pero bueno… algo se nos ocurrirá.

Da vueltas al asunto pero no encuentra justificativo para elucidar la adherencia creciente de tantos argentinos a su música. Y la charla inevitablemente toma otros rumbos ligados con su buen momento personal, con este Sabina que ya no hace vida de “murciélago” en los bares sino que ahora trasnocha para encontrarse con la poesía. Pero no se trata de un típico golpe de misticismo, ni de un rotundo adiós a sus hábitos, sino de una rehabilitación progresiva con replanteos incluidos.

¿Cómo estás hoy, desapareció aquel luto del que hablás en el disco?

¡Si! El luto ya ha desaparecido. Llevamos ya casi 40 conciertos de la gira y eso cura de todo. Una vez que estás en el escenario, tienes que estar allí, no puedes huir. Y ésa es una terapia estupenda. Dicen que he resucitado, pero no, porque no he estado muerto. Lo que he estado era apartado. Estoy bien, no puedo usar la palabra feliz, es demasiado grande. Recuerdo la anécdota de un poeta francés al que una vez su amigo le dijo que era feliz y él respondió ¿Cómo puede usted caer tan bajo?. El último tiempo he estado viajando todo el tiempo, acabo de volver de Perú, de Cuba y de una gira por las Islas Canarias. Me gusta esa cosa anónima que tienen los hoteles, donde te puedes encontrar a las cuatro de la mañana con la persona más disparatada del mundo. Ahí puede salir una canción. La mayoría de las canciones hermosas son tristes, hablan de lo que no se tiene o se ha perdido.


Estuviste en Cuba. Alguna vez dijiste que viviendo allí serías preso político…

Sí, claro. Soy muy amigo de Cuba y su revolución, pero no olvido que soy una especie de turista de lujo al que le dan y le permiten cosas que no le permiten a una persona que vive allí. Me permiten tener la lengua tan suelta como la tengo. Tener la lengua suelta es una especie de condena, querría ser una persona calladita, coherente, sensata, pero me temo que eso no tiene arreglo.

¿Seguís sufriendo por amor? ¿Son siempre las mujeres las que te terminan dejando o hiriendo?

Bueno, que una mujer te deje es el mejor tema que existe para una canción. Así que uno hasta provoca que suceda, para seguir escri biendo canciones…

¿Pensás que hay mujeres para toda la vida?

No. Yo creo que hay amigos y amigas para toda la vida. Soy intimísimo amigo de mis dos ex. Pero el amor es una epidemia que se acaba con el tiempo. Porque si durara ese estado pasional de los primeros tiempos, estaríamos locos. La verdad, he dedicado estos años que no quería cantar, a escribir sonetos, a trabajar más en la literatura�?�Y eso te mete más en casa, te saca de los bares. ¡Ya era hora! ¡Acabo de cumplir 57 años!

¿Te imaginás a los 60?

Me imagino no sé si haciendo giras o tal vez haciendo las últimas giras. Pero sí escribiendo de noche porque de día no sabría. Te digo que de la parte más dura, callejera, de boliche, estoy fuera hace ya más de cinco años.

¿Arrepentido?

(Ríe). Sólo un poco de nostalgia�?�.

¿Con tantas vivencias en la mochila, pensaste en escribir tu autobiografía?

(Su voz se vuelve misteriosa). Es muy probable que la esté escribiendo ya. Pero lo que está saliendo no es un orden cronológico, no es la historia de un chico español que va a Londres, hace giras por Latinoamérica… Es una especie de monólogo interior casi freudiano.

¿Qué narra, cómo lo narra?

Muy en primera persona. Muy caótica. Mezclando todo tipo de información de fuera y dentro, pero poco te puedo decir. ¡La tengo recién empezada!

Gran noticia a tus seguidores.

Es una noticia para mí puesto que me tiene ocupado y me sirve de diván de psiquiatra.

¿Esa es tu terapia? ¿No te analizás?

No, yo soy un enamorado de Buenos Aires pero no soy porteño con respecto al psicoanálisis. Los psiquiatras conmigo no se llevan ni un peso.

Quizá sea temprano preguntar esto, pero ¿ya empezaste a fantasear con un nuevo disco? ¿Por qué rumbos vas?

Estoy escribiendo siempre. No soy de los que dicen: ahora voy a sentarme a hacer un disco. Llevo mi libretita en el bolsillo y van saliendo versos todo el tiempo que luego van a un cajón. Por la noche, si no tengo nada mejor que hacer, abro el cajón, lo saco, algunas las tiro a la basura y otras acaban en canción. No me gusta hacer inventarios. Procuro vivir como si no hubiera escrito tales canciones.

Tu libro de Sonetos resultó un éxito. ¿Se viene el segundo?

Continúo escribiendo sonetos, tengo otros 100. Y escribo coplas satíricas para la revista Interviú. Eso me obliga a tener los ojos bien abiertos a la realidad y a comentarla en forma métrica, algo en desuso. Eso me tiene ocupado y divertido. La verdad es que este libro resultó mucho más de lo que esperaba. ¿Para qué nos vamos a engañar? Los tiempos no están para leer sonetos. Y éste no sólo se editó para Argentina, México y Perú, sino me han hecho el gran honor de editarlo en esa isla de locos que es Cuba, que a veces no tienen ni siquiera papel para editar libros. La respuesta de la gente fue muy conmovedora. Hay una especie de hambre de cultura.

De novio desde hace nueve años con una “peruana muy guapa”, dice que el último tiempo no sólo visita sus viejos discos de Goyeneche, de su primo Serrat y de “toda la vieja música que me han infectado”, sino que tiende a escuchar hip hop porque “la verborrea, la rima y el ritmo hacen de vehículo perfecto para que los chavales puedan gritar toda su desesperación”. Y aclara que en cuanto pise suelo argentino intentará que aparezcan por el teatro Charly, Baglietto, Adriana Varela, Fito Páez y hasta Maradona: “Siempre me muevo entre músicos y escritores, viejos amigos. Con Charly nos ponemos a contar cosas de un modo muy frenético. Nos pueden dar las 11, las 12, las mil y él es incansable. Ultimamente las veces que lo he visto, está más equilibrado. Y Maradona… no es una persona, es una especie de institución, de religión. Pero es más difícil verlo porque está siempre rodeado”.

El reloj de sus entrevistas es tirano, pero Sabina consuela diciendo que el reencuentro con su público será tan pronto que en los shows habrá tiempos para despuntar el vicio de la charla.

“Quiero ir a ver a Boca”, sorprende antes de colgar.

¿Popular o platea?.

Popular. Con La 12… Como decía Machado, hay que estar todo el tiempo en guerra con las entrañas.

Fuente: Clarín.com (Marina Zucchi)
Foto: Eduardo para www.JoaquinSabina.net

8 respuesta a “Un tipo que escribe canciones”

  1. Hola, para saber si alguien sabe de la existencia de un DVD doble de Sabina&Cia “Nos Sobran los motivos”. Tengo la caratula que descarge de la internet, pero no esta en ninguna tienda, alguien sabe algo!!!!!!!!?????????

  2. Hay un cd doble.
    Y tambien un dvd de la gira, pero uno solo, no doble,creo.

    En carrefour por ejemplo lo tienen.

    Saludos.

  3. en Musimundo si lo pedis te lo traen si es q no lo tienen … pero te tarda bastante!! saludos

    Aguante Joaquin!!

  4. fijense si no es el mismo recital de Nos sobran los motivos que uno se puede descargar de E-mule. Yo ya lo tengo pero viene sin audio..
    Aguante el pirata cojo!!!

  5. Gracias, pero tengo el CD y el DVD, el primero es doble-solo audio- y el segundo con aundio y video.

    La cuestion es que entre a la paguina http://www.tuspeliculas.com que es una paguina de caratulas de DVD, en el buscado de la paguina le pones Joaquin Sabina y te aparece esa portada. Aparte recuerdo que cuando aparecio el Disco Nos sobran los motivos, me llego de parte de http://www.click2music.com una propagando del DVD DOBLE.

    Gracias y seguire investigando.

  6. Hola no pude conseguir entradas para el Gran Rex… alguien sabe si lo daran en la tele?????
    GRACIAS

  7. Sabina es la raja como se dice aca en chile, igual de flaco igual de calabera, cantanto lo que sonetea, un maestro, me encantari escucharlo en vivo, el es un puto enamorado de la vida, de las mujeres , de las historias , de los bares, me identifico con eso….

Comentarios cerrados.