El misterio Garagatos

joaquin sabina, sabina, garagatos, gatos, libro, 2016

Recibimos muchos correos a lo largo del año preguntándonos cosas de Joaquín Sabina, otros en los que nos piden cosas que ojalá pudiéramos cumplir y que nos es imposible porque no somos la web oficial, y a veces nos mandan correos como en este caso, en el que nos quedamos con una sensación de vacío importante. Hay algo que está pasando, como diría Clint Eastwood en Gran Torino«Qué tramáis…» y es una pregunta que deberíamos lanzar directamente a los gatos que tiene Joaquín Sabina.

Hay un señor anóninmo que nos ha hecho llegar un correo con un video de Joaquín Sabina hablando en su casa de sus gatos, y que nos dice que tiene página de Facebook, perfil en Twitter y una página web. Todo es muy extraño, pero nos gusta, porque están jugando con nosotros como hacen los gatos. Creemos que es lo último de Joaquín Sabina, algo que está cerca de llegar y tiene una pinta espléndida, pero señor anónimo… ¿Por qué nos hace esto? ¿Por qué no nos da más pistas? ¿Qué tramas? Queremos saber más. Miau.

No es la primera vez que te hablamos de gatos en esta web. Son protagonistas en la vida de Joaquín Sabina y por eso les ha dedicado un soneto y muchos dibujos. Sigue leyendo y por favor, dinos qué piensas, qué o quién está detrás de esto, qué viene en camino. ¡Que los que esperan no cuenten las horas!

Continuar leyendo «El misterio Garagatos»

Un gato

joaquin sabina, fotos

No babean por huesos
los gatos
pero suelen
abrigarle el silencio
a las viudas
y estirarse en la alfombra
y bostezar
como si hubieran heredado
el sol
y dormir y dormir
arzobispales
y cazar una mosca
haciendo ochos.

Joaquín Sabina
Gatos

Los gatos y los peces además de los barcos son los elementos que Joaquín Sabina más dibuja. Este dibujo pertenece a la edición de lujo del disco Vinagre y Rosas. ¡Flaco, queremos un libro de dibujos!

Joaquín Sabina: «Ya no estoy todo el día al filo de la navaja»

Reportaje y entrevista en Gente Online

joaquin sabinaLa revista Gente Online publica un interesante reportaje y entrevista a Joaquín Sabina, merece la pena su lectura pues descubrirás detalles que posiblemente a día de hoy no conoces del flaco, como porqué tiene gatos en lugar de perros, qué piensa Joan Manuel Serrat del nuevo disco… y un largo etcétera. La entrevista correo a cargo de Leonardo Ibáñez y las fotos a cargo de Maximiliano Vernazza.

Escuchamos por allí que se trata de la última gira. ¿En serio rodará dieciocho meses y se retirará?
Sólo de los estadios y grandes escenarios. Lo próximo será en lugares chicos o mantener abierta la contratación, como Bob Dylan, e ir donde me apetezca. Aparte, el físico lo pide. Desde la última noche con el Nano, en diciembre de 2007, no había agarrao una guitarra. Ni en las reuniones privadas suelo cantar. A menos que esté borracho. Cosa que ahora rara vez sucede.

Para reaparecer acudió a un poeta amigo, Benjamín Prado, que lo ayudó convocando musas. ¿La inspiración lo había abandonado cual mujer despechada, Joaquín?
Necesitaba un empuje, porque para la creación en soledad debes estar muy inspirado o muy desconectado. Y yo no aguantaba tres, cuatro horas de tarea ininterrumpida. Además, decidí sumar a Benja porque acababa de dejarlo una chica fantástica. Y, al buscar componer, eso resulta oro.

¿Acaso hoy lleva una existencia tan aburrida, como para necesitar del desamor ajeno?
Lo mío hoy son 19 noches y 500 días, al revés que el título de mi mejor disquito. En ese sentido, aceptaría que llevo una existencia aburrida. Ya no estoy todo el día al filo de la navaja.

¿Y qué es lo más aburrido en su actual vida aburrida? ¿Saca a pasear una mascota?
Tengo siete gatos, justo para no tener que sacarlos a pasear. Se llaman Elvis, Judas, Margot, Rojo, Lolo, Demon y Margarito. Los que crían perros me han mencionado que son ellos los que hacen el trabajo sucio (risas). Tampoco duermo siesta. Mis costumbres son andar por aquí, sentarme a leer, llenarme una copa, encender un puchito, escribir, asomarme por las ventanas. Me encantan los tejados.

¿De qué otras costumbres adquiridas se burlarían sus amigos de juergas?
Ellos están enfadaos. Lógico, antes me contaban sus desventuras en las barras de bares de ínfima reputación, y en la actualidad no me ven vagando por allí. O, de pronto, antes me levantaba a la madrugada y había una pareja �??a la que a lo mejor no conocía�?? follando en el salón, y ahora las llaves le pertenecen a un círculo íntimo, no a veinticinco personas. Aunque sigue habiendo veinticinco personas que pueden venir cuando lo deseen, ¡mientras yo las conozca!

¿Practica deportes?
Hago �??tos-ing�?� a la mañana. Me mata la tos.

¿Además de una copita y varios cigarrillos, algún otro vicio orgánico logró subsistirle desde aquel infarto cerebral de 2001 y su posterior depresión?
La nariz ahora sólo la uso para respirar. Mis amigos tienen órdenes estrictas de parte de la peruana que duerme conmigo para contestarme �??no traje nada�?�. Ya son diez años alejados de la cosa. Estuve ocho meses sin fumar, pero en cuanto volví a escribir reincidí. En las últimas semanas ando abusando. Como estoy empezando la gira, me he convertido en una histérica, y las chicas histéricas fuman en exceso.

¿Cuánto tuvo que ver ella, la peruana de 40 años que duerme con usted desde hace diez, en su recuperación?
Mira, si la Jime no me hubiera quitado de la mano cosas que avanzaban derecho a atentar contra mi salud, si no hubiera tratado de saber adónde iba por las noches, a lo mejor ahora no estaríamos aquí hablando, chaval.

Continuar leyendo «Joaquín Sabina: «Ya no estoy todo el día al filo de la navaja»»

Gatos

joaquin sabina

No obedecen al amo
los gatos
pero saben
que los dioses son ángeles
caídos.

No babean por huesos
los gatos
pero suelen
abrigarle el silencio
a las viudas
y estirarse en la alfombra
y bostezar
como si hubieran heredado
el sol
y dormir y dormir
arzobispales
y cazar una mosca
haciendo ochos.

Adoran los cojines
los gatos,
se ovillan en rincones
inauditos,
alacenas, rendijas,
claroscuros
ignotos donde cabe
un alfiler,
recelosos y altivos
sin carné,
baberos de bebés
sin cochecito,
cunitas para huérfanos
de todo.

Secretos micifuces
imprevistos,
qué goce contemplaros
a la hora de la siesta,
suspendiendo las mates
y aprendiendo
la impúdica lección
de la vida privada
de los gatos.

Poema: Gatos
Año: 2009, Interviú
Letra: Joaquín Sabina