Poetas celebran en Rota la amistad con Rafael Alberti

joaquin sabina, rota

«No fui tan amigo de Alberti como otros, pero puedo presumir de que fui uno de los pocos que meé con él en la tapia de la Real Academia. Si te despides, culpo a tu asesino. Si calla Alberti, se avinagra el vino del bar de El Puerto de Santa María»

Joaquín Sabina

Joaquín Sabina calificó el acto en Rota como una celebración de la amistad con Rafael Alberti, uno de los poetas más grandes que ha dado España y que era gaditano, casi como Joaquín Sabina y su grupo de amigos, que una vez más dieron un espectáculo hablado de los que queda un buen sabor de boca durante todo el año… hasta que vuelven.

El acto, organizado por IU, contó con los habituales Almudena Grandes, Luis García Montero, Felipe Benítez Reyes, Javier Ruibal, Benjamín Prado y nuestro flaco.

Toca recordar en estos momentos el soneto que Joaquín Sabina le escribió…

Gracias a vosotros

joaquin sabina, pablo garces, jimena coronado

Es más grande de lo que pensáis.

Son más grandes de lo que pensáis.

Ella, Jimena, él, Joaquín, han conseguido que esta noche me duerma más feliz que en mucho tiempo. O a lo mejor consiguen que ni duerma.

Muchos de ustedes, los que estáis ahí y os metéis cada día para ver las novedades de Joaquín, me envíais correos y me comentáis que por qué esta página no es la oficial, que es la mejor… bla, bla y bla. Palabras que agradezco y que me sirven para seguir haciendo de esta página, como le he dicho hoy a Jimena Coronado, una enciclopedia on line de nuestro Joaquinito.

Hoy Joaquinito en un acto de grandeza, porque es grande, como ella, –que os lee-, después de un acto íntimo en Rota, donde veranea, donde ha presentado A vuelta de correo junto con sus amigos Almudena Grandes, Benjamín Prado, Luis García Montero y Felipe Benítez Reyes (también estaba por ahí Javier Ruibal)… además de sonreir viendo su foto de soldado que preside la página… cuando me marchaba para casa una vez había acabado todo… se ha parado un coche al lado mía… se ha bajado la ventanilla.. y lo he visto a él. «Gracias, sé lo que haces, y a veces soy un desagradecido…»

Jimena sonriente estaba al volante. Joaquín me estrechaba la mano y me estaba dando las gracias a mí. Se habían parado en mitad las calles de Rota sólo para eso. Yo decidí no desmayarme. Decidí decirle lo que siempre quise decirle y siempre os he dicho en esta página. Este es el mínimo homenaje que le puedo hacer y que cualquiera de ustedes le haríais por todas las mañanas, tardes y noches de gloria que nos has hecho y nos harás pasar.

El grande eres tú, y hoy me lo has vuelto a demostrar.

Gracias a tí, gracias a Jimena. Gracias a vosotros.

Pablo Garcés
Creador & Webmaster