El soneto de Joaquín Sabina a su hermano

joaquin sabina, hermano, soneto, poema

«Porque estrenaste pantalones largos
y novia tres años antes que yo
porque a la hora del destierro amargo
remendaste mi ausencia con honor

Por la infancia ubetense compartida
por tanto Viernes Santo,
tanta tos, tanto Paseo Mercado, tanta corrida
porque nunca hemos sido más que dos

sin corbata, es verdad, pero con traje
y el corazón dispuesto al homenaje
forzosamente ejerzo de paisano

Siempre que se jubila un policía
los chorizos dan saltos de alegría
y brindan con Sabina por su hermano»

Joaquín Sabina

Sobre la relación de Joaquín Sabina y su hermano Francisco Joaquín Martínez Sabina se podría escribir mucho, y escribimos bien. O quizás ni tan siquiera sabías que tuviera un hermano. El caso es que ese soneto que acabas de leer es mucho más que un soneto, hay mucho detrás de eso, de años de distancia, ese poema acerca al uno al otro cuando hace algo más de cinco años el hermano de Joaquín Sabina se jubiló tras prestar casi 45 años de servicio como policía en Jaén.

Además de más reconocimientos que obtuvo, se llevó el Premio Ondas que recibió por el irrepetible disco 19 Días y 500 Noches. Tiene más información en los medios de comunicación. Quizás uno de los poemas más personales, con más cariño escrito jamás por él.

El padre de Joaquín Sabina

«Mi padre, Jerónimo Martínez Gallego, policía, era un poeta de campanario, que escribía sobre cualquier cosa pero tenía el romance y el endecasílabo. Tenía el ritmo y la rima, y eso creo que lo heredé de él»

Joaquín Sabina

Palabras de Joaquín Sabina en un reportaje en el que habla de él y sus orígenes, más de 30 minutos para disfrutar desde el primer minuto y hasta el último. Otra curiosidad de Don Jerónimo, el padre de Joaquín Sabina, es que le regaló un reloj y él dijo que prefería una guitarra.. una petición que fue aceptada. Fue el hermano de Joaquín Sabina, Francisco Joaquín Martínez Sabina, Curro, el que se quedó el reloj, y terminó siendo policía… y nuestro Joaquinito terminó siendo cantante.

Continuar leyendo «El padre de Joaquín Sabina»

«Mi hija tiene novio… qué necesidad, teniendo un padre como yo»

joaquín sabina, 2015 El disco lo grabó poco antes de aquella noche del pánico escénico. ¿Ha cambiado su relación con los directos?
Pues, si hubiera cumplido mi palabra cuando bajé del escenario, habría cambiado radicalmente. Dije: «Hasta aquí hemos llegado, no canto más». Pero ya en casa pensé que, si no volvía a subirme al mismo escenario cuatro días después, no iba a subir más.

Y lo hizo.
Afortunadamente. Di dos conciertos en Barcelona y aquí estoy, otra vez en capilla.

Después de una carrera de centenares de noches, ¿cómo sufrió un pánico escénico?
Bueno, lo cuento de un modo más doméstico. Las señoras mayores estamos «delicás» del estómago (risas). Es verdad, tengo hernia de hiato, algo de lo que no te mueres, pero muy desagradable. Esa noche, entre los nervios, el exceso de responsabilidad y lo que hubiera comido… Tuve náuseas las primeras diez canciones y vomité. Me sentía fatal, con sudor frío. Pensé que estaba dando un espectáculo pobre y decidí terminar sin bises. Afortunadamente, el público fue santo de una piedad inaudita.

¿Tiene más nervios en Madrid?
Se juntaron muchas cosas. Fíjate que hasta una hija mía me acababa de decir que tenía novio (risas).

Eso sí que es una noticia bomba.
No me jodas, qué necesidad, teniendo un padre como yo, ¿por qué debe tener novio?

¿Cómo se le ocurrió lo del «Pastora Soler»?
Cuando leí la noticia de que le había ocurrido eso, le dije a Jime (Jimena, su pareja): «La comprendo perfectamente. Yo paso muchos nervios antes de salir». Eso sí, cuando vi que lenguas malintencionadas decían que yo le había faltado al respeto a Pastora, la llamé por teléfono y le dije que en realidad era de solidaridad con ella, y lo entendió perfectamente.

Bueno, ¿ya es agua pasada?
Totalmente, eso le puede ocurrir a cualquiera en cualquier trabajo y me puede volver a pasar. Tuvo la trascendencia del Palacio de los Deportes. En cualquier otro lado, llego a los bises sin ese exceso de ansiedad.

¿Le había pasado antes?
En mis épocas más locas y más canallas, sí que di algunos «gatillazos».

¿No será que se hace mayor?
Naturalmente, he cumplido 66 años.

¿Y eso jode?
Mucho

Continuar leyendo ««Mi hija tiene novio… qué necesidad, teniendo un padre como yo»»

Vida doméstica

joaquin sabina

“Me gusta estar solo, no soy familiar. No me adapto a las costumbres ni a las vida doméstica, soy muy desordenado y caótico y pienso seguir siéndolo”

Joaquín Sabina