Fotos: La casa de Joaquín Sabina

sabina, casa

La entrevista en El Comercio en la que se habla con Joaquín Sabina y su relación con Gijón y el día a día en la vida del superhéroe humilde de la música nos deja reguero importante de fotos de El Flaco en su casa, no te las pierdas porque son sensacionales, muchas veces habla de su casa en Madrid, su refugio, su estudio, el lugar donde perderse y encontrarse.

Continuar leyendo «Fotos: La casa de Joaquín Sabina»

Hogar dulce hogar

joaquin sabina, madrid

«De regreso al hogar, sweet home Tirso de Molina, way back from Argentina, Chile, Montevideo, Asunción jesuita, guaraní camafeo, vacile de una mina febril y ultramarina»

Joaquín Sabina

El mensaje que nos manda Joaquín Sabina en sus últimos versos en Público, descansando en casa antes de emprender la gira de conciertos con destino México y última parada, en principio, en España.

Video: Joaquín Sabina en «Página 2» (RTVE)

joaquin sabina, video

Sensacional entrevista que nos descubre un programa a muchas personas que hasta hoy no conocíamos. «Página 2», dedicado a la cultura y escritores, que realiza un homenaje y entrevista a nuestro Joaquín Sabina, en casa. Haciendo click en la imagen visitas la web de RTVE.es, donde puedes ver el video, del que extraemos las siguientes frases de nuestro flaco

joaquin sabina «Mi proyecto de vida era ser profesor de literatura en un instituto de provincias, a lo Machado, y en los fines de semana escribir libros que nadie entendiera y que me dieran cierto culto»

joaquin sabina «El calificativo de poeta me viene grande, yo no entro en los estantes, pero sí me gusta cuidar las palabras. A nada que uno las cuide y les tenga respeto ya uno parece algo que no es»

joaquin sabina «Yo no escribo pensando si va a ser una letra canción o un poema pero ellas sí lo saben al segundo o tercer verso. El género canción es más difícil para mi, la canción es mas difícil, tiene que abrirse paso a la memoria sentimental de la gente. Cuando llevo cuatro cinco versos sé si la canto o no, si es un poema o una canción»

joaquin sabina «Hay más poesía en las letras de mis canciones que en casi todos mis sonetos. La poesía no es premeditada. A veces el género canción, que es tan cordial, tiene una gota de amor más fuerte que los poemas que andan rodando por las bibliotecas»

joaquin sabina «No sé escribir prosa, me hizo una oferta el períodico El País para escribir prosa… y me salió algo horroroso, no tengo fuelle, podría hacer cuentos cortos, pero no me siento capaz»

joaquin sabina «Antes en la calle, por la noche y en los bares encontraba la inspiración… ahora que me he retirado tiro más de la memoria, de las cosas que oigo y de los periodicos. Mi estado perfecto era estar a las tres de la mañana en un bar sin que nadie me hiciera caso y estar escribiendo en un rinconcito. Ahora no puedo hacer eso, ahora lo hago en las giras»

joaquin sabina «En mi casa tengo síndrome de diógenes, no se tira nada de lo que escribo»

joaquin sabina «Soy una especie de friki de los libros, voy buscando libros viejos, es una vida divertida, leerlos, oleros… le tengo especial cariño a una joya absoluta que tiene muy poca gente en el mundo. Es un «Ulises» de Joyce, es una maravillosa. A ese libro le debo mi amistad con Vargas Llosa, que no se lo creía y vino a comprobarlo. Nunca ví a nadie mirar un libro con tanto amor»

joaquin sabina «A Bob Dylan habría que darle un Premio Nobel de literatura hace tiempo. Y a Cohen también»

Joaquín Sabina

Vacaciones y descanso

joaquin sabina

Hay una parte egoísta en nosotros que no quiere que Joaquín Sabina descanse porque queremos un disco nuevo, otra gira, un libro de sonetos, un libro de sus dibujos… pero entendemos que descansando quizás es uno de los momentos en que podrá tranquilamente ponerse con todo ello. La espectacular fotografía está realizada por Jerónimo Álvarez (www.jeronimoalvarez.com), para la revista Rolling Stone, de la que nos consideramos fervientes seguidores por el excelente tratamiento que dan a nuestro flaco. También tienes disponible la fotografía en alta resolución.

Ese hotel dulce hotel.. que se llama soledad

joaquin sabina«Apenas salgo a la calle. Si hubiera seguido aquel ritmo estaría muerto, pero en mi casa también hay bar y también vienen los amigos. Ahora elijo a la gente con la que quiero amanecer; hay un proceso de selección que a los sesenta años que acabo de cumplir no está nada mal. A los bares no voy en defensa propia. Yo en realidad vivo e mitad de la calle, en un barrio de Madrid. Aquí no hay nada parecido a porteros ni guardaespaldas. No me dan mucho el coñazo; hay veces que llego y hay un par de argentinos que me piden un autógrafo… pero no es algo tan insoportable, porque no pasa ni todas las horas ni todos los días. Yo conozco a quienes llevan mucha menos gente a los conciertos y venden muchos menos discos que yo y dicen que no se puede vivir con el agobio de la prensa y de los fans. Y yo les digo «Hombre, por favor, lo que no se puede vivir es siendo tan gilipollas como tú, ¿no?». No tengo coche, por eso vivo aquí, porque puedo ir andando a todo: la Plaza Mayor, las tabernas, los museos, los teatros, no soy muy comilón ni nada exquisito, pero me gusta invitar a mis amigos a restaurantes estupendos.

Soy un poco nuevo rico en el peor sentido de la palabra. La comida japonesa no me gusta porque es todo tan medidito, tan minimalista, tan pequeñito… a mí me gusta la cuchara. Y un cierto casticismo y la sobremesa con café, con humo y con conversaciones interesantes. Pero, de vez en cuando, voy a un restaurante japonés porque a mi hija Rocío la cocina japonesa le gusta mucho y cuando me quiere maltratar y la invito a comer me dice: «No, si no vamos a un japonés no voy». Pero vamos, no porque le gusten mucho los japoneses, sino para vengarse de mí.

He vivido 20 años en el tercero de esta piso, es uno igual que el de abajo, lo hicimos tirando los tabiques, pero de dimensiones son iguales, lo que pasa es que el de abajo está más dividido y el de arriba lo hemos puesto más a nuestro gusto»

Joaquín Sabina
Rolling Stone

La entrevista al flaco en Rolling Stone es una verdadera gozada y la vamos a desgranar poco a poco, que es como mejor saben las cosas. En este capítulo, Joaquín Sabina analiza parte de su estilo de vida y curiosidades gastronómicas. ¿Alguien se lo imagina comiendo en un japones? qué arte.