Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Etiqueta: Amigos

Joaquín Sabina: “No tengo teléfono móvil, no sé conducir, soy un desastre total”

sabina

Ha alargado un poco más la gira de ‘Lo niego todo’ en España a su vuelta de Sudamérica. ¿Le ha sabido a poco?

No. Lo que ocurre es que en sitios como Granada o Barcelona había dejado de actuar por enfermedad, y ya que íbamos a dar la cara en esos lugares pensé que había otros en los que no había tocado y me apetecía mucho. Y uno de ellos era Córdoba.

El paso del tiempo es el eje central de este disco. ¿De verdad cree que acabará, como dice en una de sus canciones, «como una puta vieja cuidando sus gatos»?
Creo que ya estoy así. Tengo seis gatos. El disco es una especie de meditación sobre la vejez, pero yo al espejo siempre le saco la lengua. Es decir, para burlarse de los demás hay que empezar burlándose de uno mismo.

Pero dicen que nadie envejece si tiene un corazón joven.
El mío está muy joven, y físicamente tampoco me encuentro nada mal, lo que ocurre es que uno no puede mentirle a su gente y fingir que es un rockerito de 25 años. Yo soy un rockerazo de 69 años.

En este disco se nos vuelve un buen chico negando casi todos los estereotipos con los que siempre se le ha asociado y de los que casi ha alardeado. ¿Se arrepiente de algo?
Todos esos estereotipos son más bien periodísticos. Yo no hubiera dicho jamás una cursilada como «el juglar del asfalto» y cosas así. Pero todo eso creo que es una caricatura muy excesiva, y en lo único que yo colaboré fue en que no me escondí nunca. Y es verdad que vivía de noche e iba de tugurio en tugurio. Pero nada más. Si yo hubiera llevado esa vida que las caricaturas dicen, sería imposible que hubiera escrito 400 canciones o que estuviera vivo con 69 tacos.

¿Ha cambiado la noche por el día?
No, pero como en los bares no es muy cómodo estar por las que cosas que pasan con la gente, pues he puesto un bar en mi casa y aquí vienen mis amigos.

Hacía mucho tiempo que no componía nuevas canciones. ¿Leiva ha sido el empujón que necesitaba? ¿Cómo ha sido trabajar con él, ansiaba su juventud?
Leiva fue un regalo de los dioses. Un día me escribió una carta diciéndome que, después de verme en un concierto en Madrid, no quería morirse sin producirme un disco. Yo estaba en un momento de seca, que dicen los escritores, no tenía muchas ganas de ponerme a escribir canciones. Entonces lo llamé y, a pesar de que él tenía su disco recién salido y estaba en plena promoción, se vino a Rota conmigo y pasamos 20 o 25 días escribiendo con una intensidad como yo no recordaba, al menos, desde 19 días y 500 noches.

Además de a Leiva, ¿a quién respeta en el panorama musical actual?
De los vivos, sigo respetando mucho a Bob Dylan, y los demás, mucho me temo que se han ido muriendo. Lo malo de tener esta edad es que se te va muriendo la gente. Este año se me han ido Javier Krahe y Leonard Cohen, nada menos. Sigo oyendo mucho a Tom Petty, que también se nos ha muerto este año. Es un desastre cómo la agenda se te va quedando vacía.

Y respecto a la música española, ¿cree que tiene calidad?
No lo sé. No escucho mucha música. No tengo redes sociales, no tengo teléfono móvil, no sé conducir. Soy un desastre total. Además, el último año lo hemos pasado totalmente de gira y en las giras llevo un libro, no me pongo a escuchar discos.

Cuando mira hacia atrás y repasa sus discos, ¿tiene la sensación de que ahora haría algunas cosas de otro modo? ¿Ve la vida, con el paso de los años, de forma diferente?
Prescindiendo del primer disco, que se llama Inventario -y que ojalá no lo tengas, pero te lo compro para quemarlo-, de todos los demás estoy bastante conforme. Escribo muchas más canciones de las que edito, porque tiro muchísimo a la basura. Solo publico lo que va a hacer que no le de vergüenza a mis amigos oírlo.

¿Cuál ha sido la mayor locura que ha hecho?
Eso no te lo voy a contar.

Comentarios cerrados

Joaquín Sabina y Jorge Guinzburg

joaquin sabina, jorge Guinzburg

“Desde el principio Jorge Guinzburg me apoyó invitándome generosamente a sus variados programas de televisión, abriéndome su casa y haciéndome el incomparable regalo de su humor, su cultura y su inteligencia. Como todos los sabios, empezaba por reírse de sí mismo, para ya luego reírse de todo lo divino y lo humano. Era un lujo estar con él. Tanto que desde que se fue, hace ya diez años, falta algo muy importante en mi Buenos Aires querido: su compañía, su hospitalidad y su ejemplo. Porque charlar con él, o ir a alguno de sus programas o cenar en su casa era una auténtica fiesta, una de las mejores maneras porteñas de ser feliz. Para mí el Petiso fue, y sigue siendo hoy, insustituible”

Diez años después del adiós Jorge Guinzburg… y su amigo Joaquín Sabina se sigue acordando de él como si fuera ayer.

Comentarios cerrados

Joaquín Sabina: “Nos gustaba mucho ocupar plazas, la alegría y el follisqueo”

joaquin sabina, sabina

Las palabras de Joaquín Sabina

“Compartía con mis amigos la ocupación de las plazas públicas, la alegría y el follisqueo”

“Tuve la suerte de no vivir los últimos años de la dictadura en España”

“No se puede aburrir al público ni se le puede dar moralina”

“En mi generación, queríamos demostrar que se podía hacer rock & roll en español”

“La música de Joaquín Sabina está en la educación sentimental de la gente, y es poesía”, dice el genio y amigo del alma Luis García Montero. “Es tardío, pero está llegando al final del camino mejor que nadie. Acumula más talento que nadie, más talento que ninguno de nosotros que somos de su misma época”, dice Víctor Manuel. Podemos ver a Labordeta, a Krahe, muchos fragmentos de los comienzos, de La Mandrágora, en un reportaje de Televisión Española, “Ochéntame”. No te pierdas los vídeos…

Comentarios cerrados

Joaquín Sabina y Antonio Banderas

“Joaquín Sabina me pagaba muchísimo más de lo que me tenía que pagar por ir con él con el grupo y cantar, iba en los coros. Canté con él en Rockola, canté con él en los comedores universitarios de Madrid. Le hacía una presentación muy teatral con una chistera y vestido de frac y después me ponía en el coro y cantaba con él. Me podía haber pagado mil, por ejemplo, no sé, pero él me pagaba 15. Lo multiplicaba porque… porque me ayudó, porque simplemente es bueno, es una buena persona, y me veía muy cortito. El hombre sin yo pedírselo él lo hacía y eso nunca dejaré de agradecérselo”

Antonio Banderas

Los medios de comunicación hoy recogen cómo ayer en televisión, en un programa que se estrenaba y que llevaba al actor Antonio Banderas para homenajearle, y hablar su carrera y éxito, en una de las fotografías que dieron al actor de infancia, adolescencia y comienzos fue la de un momento compartido en el escenario con Joaquín Sabina, hace muchos muchos años. “Somos amigos desde antes de triunfar. Él me ayudó muchísimo en mis inicios en Madrid”, dijo un emocionado Antonio Banderas.

“A José Antonio, magnífico actor y mejor amigo, en recuerdo de un mes de mar, porros y vino. Amigos ya para siempre”

Joaquín Sabina

Detrás de la foto se podía leer la dedicatoria… “A José Antonio, no Primo de Rivera, afortunadamente, magnífico actor y mejor amigo, en recuerdo de un mes de mar, porros y vino. Amigos ya para siempre”, y el actor leyó en televisión todo menos lo de los porros y el vino… porque así lo prefirió. A partir de esto, algunos medios de comunicación titulan “Antonio Banderas censura a Joaquín Sabina”. Hay que tener la cara muy dura… pero así son algunos medios de comunicación, pero al fin y al cabo la amistad real es lo que importa, y no lo que titulen los periódicos. “Nosotros trabajábamos en un grupo de teatro, y nos hicimos muy amigos. Cantaba en alguna de nuestras funciones y es verdad que pasamos una época muy bonita. Cuando me vine a Madrid, Joaquín Sabina fue una de las personas que más me ayudó. Ha escrito cosas muy verdaderas, muy punzantes. Es un tío muy ingenioso, muy divertido, muy culto, lo quiero mucho”, terminó relatando, emocionado, Antonio Banderas, sobre Joaquín Sabina.

1 Comentario

Joaquín Sabina, palabras a la memoria de Javier Krahe

“Tenía un exquisito humor, pero casi más amor a las rimas, a las metáforas, de las que era maestro, a la palabra perfectamente buscada y siempre imprevista. No ha habido nadie como Javier Krahe en castellano. Si él hubiera vivido lo que acaba de suceder en Estados Unidos hubiera hecho los mejores chistes del mundo de Trump, aunque a lo mejor para provocar habría dicho que era partidario de él”

Joaquín Sabina

Joaquín Sabina no se cansa ni se cansará jamás de hablar de hablar de su amigo Javier Krahe, en paz descanse. “Fumaba tanto como yo, bebía tanto como yo, pero siempre lo vi feliz. Era un tipo tan delgado que cuando empezamos la gira me daba miedo que no la aguantara. Nunca le vi dar un salto o correr. Había ido al médico y se había quitado de fumar y como era tan chulito decía que no le había costado. Yo daría cualquier cosa por dejarlo pero no puedo”. “Él pensaba que iba a vivir 200 años. Era muy disfrutón, se quería muchísimo a sí mismo. Dentro del horror de que se fuera tan temprano, tuvo una vida muy dulce”. No te olvides de acordarte, pronto hay un concierto especial de Madrid

Comentarios cerrados

Hasta siempre, Leonard Cohen

sabina, leonard cohen, cohen

Es muy complicado que podamos describir o resumir qué significa Leonard Cohen para Joaquín Sabina, aunque él se ha encargado prácticamente en cada entrevista de dejar claro que Leonard Cohen es una de sus mayores influencias, uno de los músicos y poetas más legendarios de todos los tiempos. Él ha situado junto con Bob Dylan en el olimpo de sus máximas referencias. “Es un ejemplo de hacer canciones y de hombre que ha sabido envejecer con dignidad”. Visita la etiqueta Leonard Cohen para encontrar todas las referencias a él. Descanse en paz.

Comentarios cerrados

Cómo escribir una canción

“Se escribe peleando cada verso, cada coma, cada rima, siendo capaz de estar hasta las seis de la mañana buscando una palabra. Esto es bonito, ver como una persona como Joaquín no ha querido dar un paso hacia un sitio en el que ya hubiera estado. No creo que mucha gente pueda poner tanta fe en la poesía como él”

Benjamín Prado

Benjamín Prado, gran poeta y mejor amigo de Joaquín Sabina que está ayudando en las letras del nuevo disco que cada día está más cerca, “Lo niego todo”

1 Comentario

Ánimo y salud, Aute

“Desde el pasado 8 de agosto, Luis Eduardo Aute se encuentra ingresado en el Hospital Gregorio Marañón, de Madrid, tras sufrir un infarto. Tuvo que ser operado de urgencia e ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos tras ofrecer un concierto. Desde entonces, lo único que ha trascendido oficialmente acerca de su salud es que permanece estable, actualmente está en coma con sus constantes vitales invariables”

La revista EFE EME suele dar exclusivas muy buenas pero en este caso, estamos seguros que es del tipo de noticia más dura que pueden publicar. Amigo de Joaquín Sabina y maestro de la música, sólo podemos desear la mejoría, por favor, a Luis Eduardo Aute.

2 Comments

Dos sonetos y un brindis para Javier Krahe

sabina, krahe, sonetos

Sonetos y brindis a Javier Krahe

I

Lo quemaron en la hoguera, por blasfemia,
los esbirros tridentinos de la fe,
los licores del amor y la bohemia
maquillaban sus arrugas y su sed.

Conjuraba con su verbo la epidemia
de un decenio tan vulgar y tan fané,
con su canto, su orfandad, su polisemia,
les quitó a las semifusas el corsé.

Qué más puedo decir, era mi hermano,
mi cómplice, mi cuate, mi maestro,
en un bar sin ventanas a la RAE.

Competía con Brassens cada verano,
tan anarquista y, sin embargo, diestro
en el apocalipsis según Krahe.

II

Lo quise tanto que lo odiaba a veces
porque era tan mejor que me borraba,
multiplicó mis panes y mis peces
y temprano acabó lo que se daba.

Me quedé con el ruido, él con las nueces,
yo con el mal menor, él con las bravas,
ambos contra la gola de los jueces,
hasta en el diccionario cuecen habas.

Ejercí de escudero de su arte,
él me trataba como al pijoaparte,
amaba ser Caín si yo era Abel.

Cada cual a su forma y a su modo
compartimos buñueles contra nodos,
nunca tendré un compadre como él.

Brindis

Brindo por la razón del imprudente,
por las cartas de amor de los soldados,
por el voto con dos dedos de frente,
contra el olvido de los olvidados.

Hace poco más de un año del fallecimiento Javier Karahe y su amigo Joaquín Sabina dedicó estos sonetos y este brindis a través de Tinta Libre

1 Comentario

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar