Contrabando

Alivio de Luto

Ando buscando
una pasión de contrabando,
sigo esperando
en el mercado de ocasión,
una opinión de quita y pon,
una razón para ir tirando.
Una canción capaz de hacer
de tripas corazón,
un rock and roll para correr
por la autopista
donde se estrellan los artistas,
quiero y no puedo
pisar el acelerador,
mirando en el retrovisor
los semáforos del miedo.
Ando buscando un alquiler
un cuarto de pensión.
una canción capaz de hacer
de tripas corazón.
Dame,
madrina de los sueños de los presos,
patrona de los huérfanos de besos,
señora de la confusión,
dame tu santa bendición.

Vago sin norte,
sin liquidez, sin pasaporte,
no pido nada,
mañana cabe en un motel
lleno de ojeras del pastel
con rimel de la madrugada.
Una canción capaz de hacer
de tripas corazón.
para seguir, para volver…

Ando buscando una mujer
tan puta como yo,
un juez y parte al ajedrez,
la reina y el peón.
Dame,
madrina de los sueños de los presos,
patrona de los huérfanos de besos,
dame tu santa bendición,
esposa de los hombres sin esposa,
peligro de las curvas peligrosas,
dame tu santa bendición
señora de la confusión
dame tu santa bendición,
inmaculada decepción,
dime que sí, dime que no,
dame tu santa bendición,
dime que tú, dime que yo.

Crítica: Letra de Joaquín Sabina y Pancho Varona y música de Antonio García de Diego y Varona para una canción que también suena a frontera con toques rock. Pancho, Antonio y John Parsons están con las guitarras y Tino diGeraldo se encarga de batería, percusión, bajo, guitarra y coros.
Título: Contrabando
Año: 2005
Letra: Joaquín Sabina
Música: Joaquín Sabina, Pancho Varona
Disco: Alivio de Luto (2005)

Ay, Rocío

Alivio de Luto

Ay! Rocío, caviar de Riofrío,
sola entre el gentío,
tortolica en celo,
como un grano de anís,
un weekend en París,
un deshielo.

Un Ducados de más,
qué desastre de Adanes y Evas,
o quizá una canción
si supieras que yo
te hago caso de ombligos a brevas.

Cuántas noches al alba
me barajo la calva
que amenaza debajo del pelo,
cuántas tardes dormido,
olvido la flor del subsuelo.

Y después resucito
como un ratoncito silvestre,
tan boinón, tan paisano,
tan bribón, tan urbano,
tan fulano, tan picapedrestre.

Cada mes cumples años
saltando peldaños
dos a dos, tres a tres,
cinco a cuatro,
como un terco vaivén
del vagón al arcén del teatro.

Yo te miro crecer
con la baba mojando zaguanes,
y me quedo a dos velas
con tan poquita tela que cortarte,
malditos don juanes.

Sufro tu adolescencia
como una insolencia
que disfruta volviéndome loco,
no seas hija de puta,
si me das jaque mate,
me enroco.

O me vengo cantando
y contando
mentiras ripiosas,
sweet melocotoncita,
bendición, Afrodita,
coronita de espinas y rosas.

No me cuentes tu vida
que no es comercial,
me decías en e-mail
parricida,
ya no tienes edad, añadías,
basta de despedidas.

Y en lugar de llorar,
como a mano tenía un pentagrama,
empecé esta canción
si la acabo me meto en la cama.

Crítica: Con letra de Joaquín Sabina y música de Antonio García de Diego, Pancho Varona y José A. Romero, es una balada acústica con aire de valsecito fronterizo. Antonio García de Diego y José A. Romero se encargan de guitarras y bajo, Joaquín Sabina se atreve con la armónica y Olga Román está en los coros.
Título: Ay, Rocío
Año: 2005
Letra: Joaquín Sabina
Música: Joaquín Sabina, Antonio García de Diego, José Antonio Romero y Pancho Varona.
Disco: Alivio de Luto (2005)

Pie de Guerra

joaquin sabina

Están en guerra el hombre y la mujer,
el tonto, el listo, el gordo y el flaco,
el negro, el blanco, el debe y el haber,
Mesalina y el tío del saco.

Están en guerra el mambo y el hip-hop,
el ying, el yang, el pibe y el viejo,
Jeckyll y Hide, monsieur de Sade, Masoc,
Pilatos, la razón y el pellejo.

Ven a la guerra, túmbate de una vez
en mitad de la via.
Mientras la tierra gire y nade un pez
hay vida todavía.

En guerra están la baba y el carmín,
el duermevela y la pesadilla,
el chevalier y el puercoespin,
la extremaunción y las espinillas.

Están en guerra el cojo y el ciempiés,
los ascensores y el purgatorio,
mañana es vispera del día después
pasado flores en velorio.

Desde la Conchinchina hasta el Magreb
en Rolss Royce o en camello.
En cada esquina te
hacen páginas web
o te sellan un sello.

Están en guerra el fresco y la calor,
la calma chicha y la marejada
el ten con ten, la dicha, el resquemor
el almacén del todo y la nada

En pie e guerra el mártir y el desertor,
el tibio y el kamikaze,
puestos a desangrarnos tú contra yo,
¿por qué no hacemos las paces?

Están en guerra la sota y el as,
el espejo y el disimulo,
el hospiciano, el niño de papá,
el Einstein y el tonto del culo.

Yahvé, Mefisto, Buda, Cristo, Alá,
las solteronas y los maridos,
Bin Laden, Che Guevara, Supermán,
lo que iva a ser, la mierda que ha sido.

Ven a la guerra, túmbate de una vez
en mitad de la via.
Mientras la tierra gire y nade un pez
hay vida todavía.

Desde la Conchinchina hasta el Magreb
en Rolss Royce o en camello.
En cada esquina te
hacen páginas web
o te sellan un sello.

En pie e guerra el mártir y el desertor,
el tibio y el kamikaze,
puestos a desangrarnos tú contra yo,
¿por qué no hacemos las paces?

Crítica: Y el mambo y el hip hop, el ying y el yang, el pibe y el viejo… «Deja la guerra, túmbate de una vez en la mitad de la vía», canta Joaquín Sabina que pone letra en una ‘versión libérrima’ a una música de Leonard Cohen. En las guitarras y teclados están Antonio García de Diego y José A. Romero; en la batería y el bajo, Pedro Barceló y Paco Bastante; en los coros, Olga Román y Las Supremas de Móstoles.ó y Paco Bastante marcan el tema más rítmico de ‘Alivio de Luto’.
Título: Pájaros de Portugal
Año: 2005
Letra: Joaquín Sabina
Música: Joaquín Sabina
Disco: Alivio de Luto (2005)

Pájaros de Portugal

Alivio de Luto

No conocían el mar
y se les antojó más triste que en la tele
pájaros de Portugal
sin dirección, ni alpiste, ni papeles

�?l le dijo «vámonos»
«¿dónde?» le respondió llorando ella.
Lejos del altar mayor
en el velero pobretón de una botella
despójate del añil redil del alma
de largo con camisa
Devuélveme el mes de abril
Se llamaban Abelardo y Eloísa
arcángeles bastardos de la prisa

Alumbraron el amanecer muertos de frío
Se arroparon con la sensatez del desvarío
tuyo y mío de vuelta al hogar
qué vacío deja la ansiedad
qué vergüenza tendrán sus papás

Sin alas para volar
prófugos del instituto y de la cama
pájaros de Portugal
apenas dos minutos, mala fama
luego la Guardia Civil les decomisó
el sudor y la sonrisa
las postales de Estoril, sin posada,
sin escudos y sin Visa
Se llamaban Abelardo y Eloísa

Bucearon contra el Everest y se ahogaron
nadie les enseñó a merecer el amparo
de la virgen de la soledad
¡qué pequeña es la luz de los faros!

Bucearon contra el Everest y se ahogaron
nadie les enseñó a merecer el amparo
de la virgen de la soledad
¡qué pequeña es la luz de los faros!
de quien sueña con la libertad…

Crítica: Con letra de Joaquín Sabina y música de Pancho Varona y Antonio García de Diego, Pájaros de Portugal abre el álbum. Canción que mira a nuestro oeste con Antonio en las guitarras acústica, eléctrica, portuguesa y teclados, mientras Javi Carretero programa la percusión y Olga Román hace los coros.
Título: Pájaros de Portugal
Año: 2005
Letra: Joaquín Sabina
Música: Antonio García de Diego, Pancho Varona
Disco: Alivio de Luto (2005)

A Alfonso Ussía

joaquin sabina

¿Ramplón? ¿No es esa la autobiografía
de un lameculos a un borbón pegado?
¿ordinario? Su pluma de lenguado,
y cursi, ¿no es sinónimo de Ussía?

¿Pelma oficial?, la caspa de su seda,
¿tópica?, su alitosis perfumada,
¿boba?, su sopa, rancia, su cruzada,
buen gusto,…¿usted?…don Mendo no se hereda

¿Esteti…cualo?…Chatín, más le vale,
antes de sus eructos semanales,
lustrarse los colmillos con lejía.

Deploro que se pudra usted de celos
viéndome derrochar (sírvanse frías)
las gracias que no quiso darle el cielo.

Poema: A Alfonso Ussía
Año: 2000
Letra: Joaquín Sabina

A Julio Anguita

joaquin sabina

Hoy doblan las campanas a rebato,
Cördoba ya no está lejana y sola
desde que tiene un osico candidato
al califato de las amapolas.

La Bética de aceite y fandangillo,
la de Averroes, Séneca, Adriano,
la que borde un encaje de bolillos
con judíos, moros y cristianos.

El moisés de mis sueños andaluces,
la que iba cinco siglos por delante,
de la Europa del siglo de las luces,
la sultana que adorma su mezquita,
con naranjas de seda de turbante,
cuando sale a votar a Julio Anguita.

Poema: A Julio Anguita
Año: 2000
Letra: Joaquín Sabina

Doble o nada

joaquin sabina

Doble o nada a la carta más urgente
sin código, ni tribu, ni proyecto,
mi futuro es pretérito imperfecto,
mi pasado nostalgia del presente.

No tengo más verdad que la que arrasa
corrigiendo las lindes de mis venas.
Por diseñar castillos sin almenas
perdí, otra vez, las llaves de mi casa.

Veranos de buen vino y mala sombra,
de confundir enanos con molinos,
de viajar al abismo con alfombra.

Es hora de volver a la autopista
por donde van, burlando sus destinos,
el zángano, el adúltero, el ciclista.

Poema: Doble o nada
Año: 2000
Letra: Joaquín Sabina

Sotanas y coturnos

joaquin sabina

Mi infancia era un cuartel, una campana
y el babi de los padres salesianos
y el rosario ocho lunes por semana
y los sábados otra de romanos.

Marcado por sotanas y coturnos,
con sangre, para que la letra entrara,
párvulo fui, de ardores taciturnos,
con tutores de mármol de Carrara.

Y el picón del brasero por las tardes,
y el acné y el catón y las primeras
hogueras a la vera de la nieve.

Y los adultos fieros y cobardes
y los tricornios por las carreteras
y escapar al cumplir los diecinueve.

Para Joaquinito Curbelo, con caballitos de cartón

Poema: Sotanas y coturnos
Año: 2000
Letra: Joaquín Sabina

Así estoy yo sin ti

joaquin sabina

Como Buster en el apartamento,
con más miedo que Fredo en el padrino,
como el marido fiel de lo que el viento
se llevó, con guión de Tarantino,

como helado de fresa y chocolate,
como el acorazado Frankesteïn,
como un primate en el empire state,
como el magnate de citizen Kane,

como el ángel azul sin escolares,
como Harpo sin arpa ni bocina,
mister president call me Norma Jean,

como polvos de arroz sin calamares,
como Tarzampanó sin Gelsomina,
como el bastón de Charly sin Chaplin.

Para Luis Alberto, Pichi y sus malitos

Poema: Así estoy yo sin tí
Año: 2000
Letra: Joaquín Sabina