Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Joaquín Sabina Entradas

Manual para héroes o canallas

Malas Compañías

Aprender a reírse torvamente,
a mirar de reojo en los bautizos,
a negar el asiento a las señoras,
a orinar dibujando circulitos.
Aprender a fruncir el entrecejo,
a enfadar a las monjas y a los niños,
a poner zancadillas al guardia urbano,
a escupir sin piedad por un colmillo.
Preferir la navaja a la pistola,
el vino peleón al Jerez fino,
el infame pañuelo a la corbata,
una venus de Murcia a la de Milo.
Aprender a cortarse la cabeza,
a vestir negro luto de domingos,
a decir palabrotas en los trenes,
a jugar al parchís con los bandidos.
Apurar los licores del fracaso,
trasladarse a vivir al barrio chino,
propagar mil rumores alarmantes,
aprender a ser malo y fugitivo.

Título: Manual para héroes o canallas
Año: 1980
Letra: Joaquín Sabina, H.Camacho y José Antonio Romero
Música: Joaquín Sabina
Disco: Malas Compañías (1980)

4 Comentarios

Pongamos que hablo de Madrid

Malas Compañías

Allá donde se cruzan los caminos,
donde el mar no se puede concebir,
donde regresa siempre el fugitivo,
pongamos que hablo de Madrid.
Donde el deseo viaja en ascensores,
un agujero queda para mí,
que me dejo la vida en sus rincones,
pongamos que hablo de Madrid.
Las niñas ya no quieren ser princesas,
y a los niños les da por perseguir
el mar dentro de un vaso de ginebra,
pongamos que hablo de Madrid.
Los pájaros visitan al psiquiatra,
las estrellas se olvidan de salir,
la muerte viaja en ambulancias blancas,
pongamos que hablo de Madrid.
El sol es una estufa de butano,
la vida un metro a punto de partir,
hay una jeringuilla en el lavabo,
pongamos que hablo de Madrid.
Cuando la muerte venga a visitarme,
que me lleven al sur donde nací,
aquí no queda sitio para nadie,
pongamos que hablo de Madrid

Título: Pongamos que hablo de Madrid
Año: 1980
Letra: Joaquín Sabina y A. Sánchez
Música: Antonio Sanchez
Disco: Malas Compañías (1980), La Mandrágora (1981)

38 Comentarios

Círculos Viciosos

Malas Compañías

Quisiera hacer lo que ayer,
pero introduciendo un cambio.
– No metas cambio Silario
que esta el jefe por ahí
– ¿Porqué esta de jefe?
– Porque va a caballo
– ¿Porqué va a caballo?
– Porque no se baja
– ¿Porqué no se baja?
– Porque vale mucho
– ¿Y como lo sabe?
– Porque esta muy claro
– ¿Porqué esta tan claro?
– Porque esta de jefe
Eso mismo fue
lo que yo le pregunté
– ¿Porqué esta de jefe?
-Yo quiero bailar un son
y no me deja Lucia
– Yo que tú no bailaría
porque esta triste Ramón.
– ¿ Porqué esta tan triste?
– Porque esta malito
– ¿ Porqué esta malito?
– Porque esta muy flaco
– ¿ Porqué esta tan flaco?
– Porque tiene anemia
– ¿ Porqué tiene anemia?
– Porque come poco
– ¿ Porqué come poco?
– Porque esta muy triste
– Eso mismo fue
lo que yo le pregunté
¿ Porqué esta tan triste?
– Quisiera formar sociedad
con el vecino de abajo
– Ese no tiene trabajo
no te fíes Sebastian
– ¿ Porqué no trabaja?
– Porque no lo cogen
– ¿ Porqué no lo cogen?
– Porque esta fichado
– ¿ Porqué lo ficharon?
– Porque estuvo preso
– ¿Porqué lo metieron, titi?
– Porque roba mucho
– ¿ Porqué roba tanto?
– Porque no trabaja
– Eso mismo fue
lo que yo le pregunté
¿ Porqué no trabaja?
– Quiero conocer aquel
hablarle y decirle hola
– No le has visto la pistola
deja esa vaina Javier
– ¿ Porqué la pistola?
– Porque tiene miedo
– ¿ Porqué tiene miedo?
– Porque no se fía
– ¿ Porqué no se fía?
– Porque no se entera
– ¿ Porqué no se entera?
– Porque no le hablan
– ¿ Porqué no le hablan?
– Por llevar pistola
– Eso mismo fue
lo que yo le pregunté
¿ Porqué la pistola?
¿ Porqué no trabaja?
¿ Porqué esta tan triste?
¿ Porqué esta de jefe?

Título: Círculos Viciosos
Año: 1980
Letra: Joaquín Sabina y Carlos Sánchez Ferlosio
Música: Joaquín Sabina
Disco: Malas Compañías (1980)

9 Comentarios

Gulliver

Malas Compañías

Un día
los enanos se rebelarán
contra Gulliver.
Todos los hombres de corazón diminuto
armados con palos y con hoces
asaltarán al único gigante
con sus pequeños rencores, con su bilis,
con su rabia de enanos afeitados y miopes.
Pobre de tí, Gulliver, pobre de tí,
el día que todos los enanos
unan sus herramientas y su odio,
sus costumbres, sus vicios, sus carteras,
sus horarios. No podrán, no podrán,
no podrán perdonarte que seas alto.
Para ellos la generosidad no es más que un lujo que no pueden pagarse,
viven alimentados por la envidia que los habita en forma de costumbre.
Míralos revolverse recelosos tras sus gafas de concha.
Te acusarán, te acusarán, te acusarán:
de ser el tuerto en el país de los ciegos,
de ser quien habla en el país de los mudos,
de ser el loco en el país de los cuerdos,
de andar en el país de los cansados,
de ser sabio en el país de los necios,
de ser malo en el país de los buenos,
de divertirte en el país de los serios,
de estar libre en el país de los presos,
de estar vivo en el país de los enanos,
de ser la voz que clama en el desierto,
de ser la voz que clama en el desierto

Joaquín Sabina: “Es un antipanfleto. Se dirige contra los que creen que la igualdad consiste en cortarles la cabeza a los más altos.”
Título: Gulliver
Año: 1980
Letra: Joaquín Sabina
Música: Joaquín Sabina
Disco: Malas Compañías (1980)

16 Comentarios

Carguen, apunten, fuego

Malas Compañías

Cuando no queda nada ya mejor que la lluvia
y entrar en cualquier bar y pedir un Martini
y volver a largarse sin haberlo pagado
y odiar a las parejas que salen de los cines.
Las siete de la tarde, quisiera estar borracho,
hace ya dos semanas que Lucia no me escribe,
no para de llover, camarero otra copa
con alcohol se hace menos mono son a la mili
el capitán nos habla del amor a la patria,
el sargento del orden y de la disciplina
los soldados dormitan, cuentan los días que faltan
o se llenan la panza de vino en la cantina.
Sus madres les envían paquetes con chorizo,
salchichones, embutidos…
Sus novias largas cartas, corazones pintados,
dibujados, dibujados…
la ciudad cuando salen les es hostil y extraña
y las chachas no quieren ya nada con soldados.
Queda el pobre consuelo de andar de cuando en cuando
a aumentar la clientela de una casa de putas
y pasar media hora de amor apresurado
a esa gorda que hace rebaja a los reclutas
y el lunes otra vez, como no mi teniente
tiene mucha razón, si claro, desde luego,
cuerpo a tierra, saluden, media vuelta, de frente,
firmes, alto, descansen, carguen, apunten, fuego.

Título: Carguen, apunten, fuego
Año: 1980
Letra: Joaquín Sabina y P. Ramos
Música: Joaquín Sabina
Disco: Malas Compañías (1980)

3 Comentarios

Qué demasiao

Malas Compañías

Macarra de ceñido pantalón
Pandillero tatuado y suburbial,
Hijo de la derrota y el alcohol,
Sobrino del dolor,
Primo hermano de la necesidad.
Tuviste por escuela una prisión,
Por maestra una mesa de billar,
Te lo montas de guapo y de matón.
De golfo y de ladrón
Y de darle al canuto cantidad.
Aún no tienes años pa votar
Y ya pasas del rollo de vivir.
Chorizo y delincuente habitual
Contra la propiedad
De los que no te dejan elegir.
Si al fondo del oscuro callejón
Un Bugatti te come la moral.
A punta de navaja y empujón
El coche vacilón
Va cambiando de dueño y de lugar.
Que no se mueva nadie -has ordenao-
Y van ya quince atracos en un mes.
Tu vieja apura el vino que has mercao
Y nunca ha preguntao:
¿De dónde sale todo este parné?
La pasma va pisándote el talón,
Hay bronca por donde quiera que vas,
Las chavalas del barrio sueñan con
Robarte el corazón
Si el sábado las llevas a bailar.
Una noche que andabas desarmao
La muerte en una esquina te esperó,
Te pegaron seis tiros descaraos
Y luego desangrao
Te ingresaron en el piramidón.
Pero antes de palmarla se te oyó
Decir: “Que demasiao,
De esta me sacan en televisión”.

Título: Qué demasiao
Año: 1980
Letra: Joaquín Sabina y J.R. Ripoll
Música: Joaquín Sabina
Disco: Malas Compañías (1980)

12 Comentarios

Calle Melancolía

Malas Compañías

Como quien viaja a lomos de una yegua sombría,
por la ciudad camino, no preguntéis adónde.
Busco acaso un encuentro que me ilumine el día,
y no hallo más que puertas que niegan lo que esconden.
Las chimeneas vierten su vómito de humo
a un cielo cada vez más lejano y más alto.
Por las paredes ocres se desparrama el zumo
de una fruta de sangre crecida en el asfalto.
Ya el campo estará verde, debe ser Primavera,
cruza por mi mirada un tren interminable,
el barrio donde habito no es ninguna pradera,
desolado paisaje de antenas y de cables.
Vivo en el númeor siete, calle Melancolía.
Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría.
Pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía
y en la escalera me siento a silbar mi melodía.
Como quien viaja a bordo de un barco enloquecido,
que viene de la noche y va a ninguna parte,
así mis pies descienden la cuesta del olvido,
fatigados de tanto andar sin encontrarte.
Luego, de vuelta a casa, enciendo un cigarrillo,
ordeno mis papeles, resuelvo un crucigrama;
me enfado con las sombras que pueblan los pasillos
y me abrazo a la ausencia que dejas en mi cama.
Trepo por tu recuerdo como una enredadera
que no encuentra ventanas donde agarrarse, soy
esa absurda epidemia que sufren las aceras,
si quieres encontrarme, ya sabes dónde estoy.
Vivo en el númeor siete, calle Melancolía.
Quiero mudarme hace años al barrio de la alegría.
Pero siempre que lo intento ha salido ya el tranvía
y en la escalera me siento a silbar mi melodía

Título: Calle Melancolía
Año: 1978
Letra: Joaquín Sabina
Música: Joaquín Sabina
Disco: Malas Compañías (1980)

52 Comentarios

Mi vecino de arriba

inventario

Mi vecino de arriba
es un fulano de tal.
Es un señor muy calvo,
muy serio y muy formal
que va a misa el domingo
y fiestas de guardar
que es una unidad de destino
en lo universal,
que busca en esta vida
respetabilidad,
que predica a sus hijos
responsabilidad.
y llama libertinaje
a la libertad.
Ha conseguido todo
menos felicidad.
Mi vecino de arriba
hizo la guerra y no
va a consentir que opine
a quien no la ganó.
Mi vecino es un recto
caballero español,
que siempre habla ex cátedra
y siempre sin razón.
Mi vecino de arriba
es el lobo feroz,
que va el domingo al fútbol
y ve televisión,
que engorda veinte kilos
si le llaman señor,
que pinta en las paredes:
“rojos al paredón”.
Al vecino de arriba
le revienta que yo
deje crecer mi barba
y cante mi canción.
Mi vecino de arriba
es más hombre que yo,
dice que soy un golfo
y que soy maricón.
Mi vecino de arriba
se lo pasa fatal
y que yo me divierta
no puede soportar,
cuando me mira siente
ganas de vomitar;
si yo fuera su hijo
me pondría a cavar.
Mi vecino de arriba
en la barra del bar,
cuando se habla de sexo
dice que es Superman,
es una pena que su mujer
no opine igual.
De sexo, las mujeres
no debían de opinar.
Mi vecino de arriba
un día me pescó
magreando a su hija
dentro del ascensor.
Del trabajo volvía
cuando reconoció
la voz que me decía:
“quítate el pantalón”.
Aún estoy corriendo,
no quiero ni pensar
lo que habría sucedido
si me llega a alcanzar.
Como hay niños delante
no les puedo contar
lo que con su cuchillo
me quería cortar.
Me he cambiado de casa,
de nacionalidad,
pero, a pesar de todo,
todo ha seguido igual;
los vecinos de arriba
inundan la ciudad,
si tu vives abajo,
no te dejan en paz

Título: Mi vecino de arriba
Año: 1978
Letra: Joaquín Sabina
Música: Joaquín Sabina
Disco: Inventario (1978)

11 Comentarios

Palabras como cuerpos

inventario

Recuperar de nuevo
los nombres de las cosas
llamarle pan al pan
vino llamar al vino
sobaco al sobaco
miserable al destino
y al que mata llamarle
de una vez asesino
nos lo robaron todo
las palabras, el sexo
los nombres entrañables
del amor y los cuerpos
la gloria de estar vivos
la crítica, la historia,
pero no consiguieron,
robarnos la memoria
Ellos tienen también
cuerpo bajo la ropa
piernas, uñas, sudor,
vientre, mocos, colmillos,
manos que no acarician,
dedos que no se tocan
Sólo saben firmar
y apretar el gatillo,
nosotros que queríamos
vivir sencillamente
hermanos de la lluvia,
del mar, de los amigos,
pronunciar las palabras que
vencen a la muerte
buscar bajo tu falda,
alimento y abrigo.
Nosotros que queríamos
nombrar las amapolas,
decir viento amanece,
rabia, fuego, decir
que si tu quieres costa
mi lengua es una ola
nosotros que queríamos
simplemente vivir
nos vimos arrojados
a este combate oscuro
sin armas que oponer
al acoso enemigo
más que el dulce lenguaje
de los cuerpos desnudos
y saber que muy pronto
va a desbordarse el trigo
y saber que muy pronto
va a desbordarse el trigo.

Título: Palabras como cuerpos
Año: 1978
Letra: Joaquín Sabina
Música: Joaquín Sabina
Disco: Inventario (1978)

8 Comentarios

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar