Nativel Preciado, GRACIAS

joaquin sabina

Columna de Nativel Preciado en «Tiempo»

Decía Charles Bukoswki que si quieres saber cuántos amigos tienes de verdad, haz que te metan en la cárcel. Joaquín Sabina no ha tenido que llegar ni por asomo a eso, más bien todo lo contrario. Ha enamorado, con su trabajo, a todo el mundo hispanoparlante gracias a sus letras y su música. A pesar de que todo son parabienes y halagos, algo en lo que intenta no pensar demasiado, la crítica de El País tras el concierto de Las Ventas nos ha dolido y tras la columna de Almudena Grandes, aparece otra amiga en acción para realzar la figura del flaco y dejar aún más claro de quién estamos hablando, la grandísima Nativel Preciado. Lo mejor de todo es que cuando se le pregunta por las críticas él dice «El trabajo de los críticos es criticar… el mio, no». Pura clase.

«Supongo que no existe país en el mundo donde existan tal cantidad de destructores por metro cuadrado como en el nuestro. No me refiero a los grupos de hard rock ni tampoco a un buque de guerra, sino a esa clase de personas que se sientan a esperar en la puerta de su casa para ver cómo pasa, al fin, el cadáver de su enemigo. Se trata de una variedad de depredadores que están siempre alerta para dar testimonio de la destrucción de un mito. Su mayor placer es testificar que un músico genial, un cantante idolatrado, un deportista campeón, en definitiva, un triunfador, está acabado. Su espíritu crítico se impacienta tanto que, a veces, se adelantan a los acontecimientos, como en el caso del que me ocupo a continuación.

La cofradía del santo reproche lleva una década anunciando la caída de Joaquín Sabina que, afortunadamente para sus incondicionales, aún no ha llegado y es muy probable que no llegue jamás. Quizá le flaqueen las piernas en el escenario o le abandone definitivamente la inspiración o se le rompa del todo la voz (crucemos los dedos para que no suceda), pero incluso en tan desdichada hipótesis, ya nada le podrá arrebatar el efecto que provocan sus canciones en millones de seguidores. Lo demostró la pasada semana en la plaza de Las Ventas, lleno total, donde dio un concierto de casi tres horas, puso en pie a 18.000 personas que cantaban sus letras como si fueran mantras y le obligaron a salir varias veces junto a sus aclamados músicos. No se puede dar ni pedir más y, sin embargo, algunos críticos exterminadores no dejan de echarle en cara que tiene ya 61 años, como si la edad fuese un impedimento para dejarse el alma en los conciertos. Difícil demostrar cuál ha sido, es o será su mejor momento. Si el de Calle Melancolía, Donde habita el olvido, 19 días y 500 noches, Quién me ha robado el mes de abril, Más de cien mentiras, Noches de boda, Nos sobran los motivos, Por el bulevar de los sueños rotos, Princesa, Y sin embargo, Y nos dieron las diez�?� (no puedo resistirme a citar por orden alfabético) o el de Vinagre y Rosas o será el de las que está componiendo en estos momentos. Ojalá encuentre una razón para volver a cantar en Las Ventas dentro de unos años, que siempre serán menos de los que tienen los idolatrados Springsteen, Dylan o Jagger.

Para dar idea más precisa de su resistencia les recuerdo que, antes de actuar en la plaza madrileña, llevaba ya 52 conciertos en América (45.000 espectadores en Buenos Aires, y 58.000 en México D.F) y ahora está en la segunda etapa de su gira por España, que termina el 23 de octubre en Tenerife, después de otros 40 conciertos. Insisto: no se puede dar ni pedir más. De todo será testigo la cámara de Fernando León, director de un documental que los sabineros estamos ansiosos por ver. Que estas últimas líneas sirvan para subrayar los actuales méritos del artista. Y sólo añadir, por si no había quedado suficientemente claro, que somos varias generaciones las que brindamos por la larga vida de las noches sabineras y compartimos la frase de Fernando León: «No es que me guste la música de Joaquín, es que milito en ella»

Nativel Preciado
Tiempo de Hoy

4 respuesta a “Nativel Preciado, GRACIAS”

  1. que si ya tiene 61 Años?
    si esta en la flor de su otoñal juventud
    es su segundo aire de nuestro amado flaco…
    Quizá le flaqueen las piernas en el escenario????????
    jajajajajja si se mueve mejor que yo,con decirles que yo tangho menos de 20 y no me muevo bien…el lo hace de maravilla (lo he comprobado)

    Muchos años mas a San Sabina ¡¡¡¡¡¡¡
    I Love

  2. Si existe un país peor: MEXICO!!!

    Aqui si tienes éxito no encajas, todos te destruyen.

    Los medios, los reporteros, tu familia, tus vecinos, tus «amigos».

    Una verdadera selva

    GBo

Comentarios cerrados.