“Joaquín Sabina es una caricatura del que fue”

joaquin sabina, las ventas, concierto, madrid, 2010

Lee la crítica al concierto en “El País”

Si bien el periódico El País nos brindó un espectacular especial previo a la salida del disco Vinagre y Rosas, la crítica que realizó sobre el concierto de Madrid el pasado 15 de diciembre de 2009 Fernando Neira no nos gustó. Llevaba por nombre “La encrucijada de la felicidad”. En este caso, y con motivo del concierto más esperado en toda España, el más especial, de Joaquín Sabina en Las Ventas, a pesar de que todo el mundo ha vuelto loco de felicidad a casa, y a que todas las radios horas después de finalizado siguen hablando de la fiesta y tremendo espectáculo que ha sido el concierto, tenemos que leer líneas como las que siguen…

“Con independencia de lo que le digan sus secuaces, corifeos y demás seguidistas, Sabina no seguirá siendo mucho Sabina solo porque se cale el bombín y suelte algún chistecito. Nuestro amigo jienense piensa que si alguien no se deshace en elogios sobre su magna obra es porque la desafección le entra en el sueldo. El de este cronista es, con seguridad, mucho más exiguo que el suyo, pero ello no nos impide sospechar que el último Sabina, el posterior a 19 días y 500 noches, es una calcomanía ramplona, una caricatura, del que fue. Y de aquello, burla burlando, ya han transcurrido 11 temporadas, casi tantas como las que penó el Atleti sin un nuevo trofeo para sus vitrinas. Los fieles le siguen adorando, a la vista está. Y sin embargo, la chispa sabiniana cotiza a la baja y el interés de sus acciones ha emprendido el rumbo menguante”

Fernando Neira
El País

Al menos al comienzo del artículo le ensalza, aunque continúa diciendo que no por ello se puede librar de críticas. Llevamos siendo tremendamente respetuosos con el flaco desde que la página nació en 2004, y este artículo nos hiere y nos duele como si nos estuvieran criticando a nosotros mismos. Todos, absolutamente todos los que tenemos devoción por él hemos sufrido con su depresión y con su miedo a volver a los escenarios tras las isquemia. Cuando pocos años después de eso hemos tenido varios discos y varias giras, y sobre todo, cuando todos salimos tan felices de su conciertos… no necesitamos que nadie nos diga esto. España y el mundo estarían mucho más en crisis si el flaco no nos llenara de vida en cada concierto.

38 respuesta a ““Joaquín Sabina es una caricatura del que fue””

  1. ¿Y que decir del critico que indignado me acusa
    de jugar demasiado a la ruleta rusa?
    Si no hubiera arriesgado tal vez me acusaria
    de quedarme colgado en calle melancolia…
    y eso si que no.

    Bendito Joaquin cuando se cala el bombin y suelta algun chistecito.
    Y los que lo conocemos, sabemos que todavia no hemos visto nada.

  2. Vamos por partes. El autor de este artículo ya dejó claro que no le gusta este Sabina sexagenario. Pero es que este “venerable anciano” lleva al pie del cañón muchos años. Y muchos años de éxito. La gente no es tonta. Uno puede ser muy fanático, en el sentido más literal de la palabra, de Sabina, pero no nos tragamos cualquier cosa. Repito, tiene 61 años y una dolencia muy grave en su historial. Muchos, a su edad, ya no salen de gira. A lo mejor, con suerte para sus seguidores, se limitan a reeditar discos, con duetos hechos mezclando las voces por separado en un estudio y viven de las rentas. Sabina, hasta la fecha, cada vez que ha sacado un disco ha hecho largas giras multitudinarias por España y Sudamérica. Lo cual, creo yo, está bastante lejos de aburguesarse.

    El primer concierto que yo vi de Joaquín Sabina, fue en el año 94, o sea hace 16 años. Entonces, el maestro, vestía pantalones de cuero, pañuelo en el cuello (por cierto, el Sábado, en Zaragoza yo le vi con unos vaqueros, una camiseta y un pañuelo en el cuello, pero, en fin, puede que en las Ventas no fuera así, da igual) saltaba todo lo que podía y más y no paraba de un lado a otro…¿Cuál es el problema? ¿Que ya no salta? ¿Quieres que te mande, Fernandito, unas cuantas fotos, hechas este último sábado que demuestran que mientes? ¿Que ya no anima? ¿Estamos hablando del mismo Joaquín Sabina? Porque ya quisieran muchos cantantes de nueva o “vieja” generación mantener un concierto de 2 horas y media con la intensidad y el ritmo que lo hace él.

    “Con independencia de lo que le digan sus secuaces, corifeos y demás seguidistas, Sabina no seguirá siendo mucho Sabina solo porque se cale el bombín y suelte algún chistecito.” Semejante tontería solo puede venir de un donnadie con ansias de su minuto de gloria a costa de Sabina. Se retrata a sí mismo.

    “El trovador manda tanto que su voz de lija se apodera de toda la mezcla. Canta Joaquín y su media docena de acompañantes parecen relegados a la condición de hilo musical.” Esto es, sencilla y llanamente FALSO. Joaquín nunca ha sido así en sus conciertos, este fulano ha debido estar en conciertos de Bisbal (sin querer cebarme necesariamente en él, ha sido el primero que se me ha ocurrido) o de cualquier otro con aires de ser grande, o de ser más grande. Joaquín siempre está pendiente de sus músicos durante los conciertos y los hace claramente participes del espectáculo y, sin duda, uno se va con la sensación de haber visto un grupo conjuntado de artistas. Que Mara Barros a los coros no es Olga Román es evidente, pero sí la reconozco a aquella un concepto del espectáculo que, para mi gusto, es perfecto para acompañar a Sabina.

    En fin, que ya es mala suerte que, con lo poco que le gusta Sabina a este personajillo, tenga que ser a él al que le toque siempre escribir del flaco. Bien poco le quieren en su periódico. De ahí vendrá la propia frustración que refleja en sus artículos.

  3. Entiendo que no es plato de buen gusto un artículo así, pero eso no quita que tenga parte de razón. Sabina no es el mismo que antes… habrá a quien le guste más ahora, habrá a quien le de igual y a quien no le guste (como al autor del artículo y a mí mismo). Y también existirán muchas razones para el cambio, pero sin conocerle personalmente yo no voy a entrar en eso.

    En cualquier caso es una figura pública y es lógico (y sano) que la gente opine. Qué miedo me daría leer sólo cosas buenas sobre alguien… sería bastante tétrico.
    ¿De verdad os parece extraño que hay a quien le guste y a quien no?

    Saludos.

  4. me que de con mas ganas, este buen “Tio Granuja”, nos deja siempre con ganas, como que vamos a repasar toda su gran obra en cada concierto y claro no hay tiempo. alguien puede escribir en orden las canciones que canto ?? saludos y Joaqun, nos vemos en Las Ventas el año que viene !!

  5. Mi opinión es que Sabina fué superandose en cada disco hasta llegar al mejor que no es otro que 19 días y 500 noches. A partir de ahí los posteriores son muy distintos, puede que poéticamente incluso superiores, pero en general no tan buenos como los anteriores.
    Yo he visto todas las giras de Sabina, en alguna de ellas varios conciertos, y puedo decir que cada gira es mejor.
    Lo que se “Juzga” es el concierto de Las Ventas no la trayectoria discográfica de Sabina, por lo que me parece una pasada del periodista decir que es “una calcomanía ramplona, una caricatura, del que fue”, pero creo que tiene todo el derecho a expresarlo si así lo vé él aunque no puedo compartir su opinión.
    La gira Vinagre y Rosas pude verla en Málaga en Diciembre y volveré a verla en Julio. Puedo decir que es de las mejores de Sabina porque tiene de todo y en ningún momento de las Dos horas que dura el concierto decae el buen ambiente y el ritmo, se hace cortísimo. Dudo mucho que el concierto de Las Ventas por lo que ello supone haya sido mas flojo que los demás, pero estaré atento a los comentarios de las que asistieron y buscaré otras crónicas para comparar.
    Un saludo.

  6. soy seguidor de sabina desde hace muchos años y hay que reconocer que ya no es, ni delejos, el que era. Se repite demasiado en los conciertos y toca las mismas 23 canciones SIEMPRE. Que sea una joya no significa que esté a la altura. Ya se la suda todo, sino variaría un poquito el repertorio. Por no ssabes no se sabe ni sus propias letras. En el escenario apenas se mueve con alegría.
    Aburre en directo, más que un cocnierto es un karaoke. Que toque calquiera de las piezas maravillosas que tiene y no saca.
    La crítica tiene toda la razón del mundo.

  7. lamentable lo de este individuo del pais. Estoy segura que es un antitaurino de pro y aprovecha ahora para meterse a degüello con el maestro. A mi me ha dolido mucho y más habiendo estado el sábado en zaragoza y haber disfrutado como nunca con el flaco. Yo sólo pido respeto por el artista más grande que tiene este pais. Por cierto, leía el pais, ahora me lo pensare. Joaquínito no te nos vayas nunca carajo!

  8. No me voy a extender porque no tengo tiempo. Si mañana después del examen sigo con las emociones a flor de piel como hoy puede que escriba algo para retener por siempre en el folio las emociones vividas en el concierto.

    Sólo voy a decir que creo que habiendo estado en el concierto la crítica duele menos que desde fuera. Porque yo sé lo que yo sentí, lo que vibré y la felicidad que nos dieron a todos los que pagamos la entrada para verles… No estuvo en el mismo concierto, o no fue capaz de ver lo que tenía delante así que casi hasta me da pena por él… En serio, ¡conciertazo! ¡emocionante! Ojalá, como dijo Pancho, logremos que no sea el último en Las Ventas.

    (Los “peros”, que alguno hay, en la reflexión larga, si la llego a escribir).

  9. Un critico siempre es alguien sin talento que se siente capacitado para juzgar y lo hace con dureza quiza movido por su propia incapacidad para la creacion.Os aconsejo no gastar ni un minuto con este tipo,del que nadie conoce una sola pagina con brillantez.Busca notoriedad y darselas de entendido de algo que ni de lejos capta.”La muerte es solo la suerte con una pierna cambiada”,esta frase de la cancion Embustera del ultimo cd de Joaquin vale mas que toda la trayectoria literaria del tal Fernandito,asi que le aconsejo leer mucho y esforzarse, a ver si cuando llegue a los 61 es capaz de hacer algo parecido ya que de mas joven le es imposible.De nada.

  10. Como que vive de las rentas? No se le ocurre a nadie que Sabina bueno ni Madonna ni nadie haga un concierto y no cante las canciones de toda la vida las que le pedimos su publico y los que pagamos la entrada,
    A mi me parecio un concierto genial.Es un grande !!!!
    Disfrute como una enana y hoy volveria a ver el mismo concierto y volveria a pagar. Las ventas estaban hasta la bandera y no me extraña. yo creo que menos el critico del Pais Nadie se fue con la impresion que tiene ese señor…
    Sino disfruta y no se emociona cuando te canta yo me bajo en atocha o cualquiera de sus canciones quiere decir que no tinene sensibidad ninguna por lo que tendria que dedicarse a escribir sobre el tiempo. Como se puede hablar asi de un artista? Que necesidad de atacar alguien que se suda la camiseta y el bombin? No se da cuenta que a los que esta haciendo Mucho daño además de a sabina es a todos los que estuvimos alli dandolo todo y al experto le parecio poco…
    En fin… Margaritas a los cerdos…

  11. “El critico de arte es el peor enemigo del arte” Vasily KandinsKy.Neira dedicate a los “40 principales” que es lo tuyo.Sabina no es un maestro para miles y miles de personas porque se ponga bombin sino por su talento literario,como tu no eres un escritor por mas que digas bobadas en paginas impresas sino que estamos esperando que lo demuestres para poder “juzgarte”.

  12. Es de lo que mejor se ve de lo que van colgando. Yo decidí disfrutar a tope y no grabé nada. Esta canción en ese escenario es espectacular… esta ciudad que tiene acogidos a tantos “madrileños del resto de España” como yo, es una maravilla…

  13. Yo ayer sali de las Ventas y comente: salgo con las pilas cargadas para muchos meses de “sensibilidad y de buen rollo” y ese es mi titular, fue lo que se respiro ayer durante muchas horas, añado las anteriores y las posteriores a un concierto que no necesito de flashes ni de grandes escenarios.

    Este Sr. Neira sabra mucho de musica pero me descalifica a mi “secuaces, corifeos y demás seguidistas” y a todos los que ayer pagaron una entrada para “las Ventas”, creo que eso no es una critica musical, es falta de respeto o algun resquemor pasado sin resolver, pagamos para oir poesia, en una voz, sí ronca, y en una escenografia sencilla, y ni Sabina necesita más ni yo no necesitaba nada más.

    Con esa critica al concierto usted no tiene la sensibilidad necesaría para que ayer se le pusieron los pelos de punta escuchando “Y el lunes, al café del desayuno, vuelve la guerra fría
    Y al cielo de tu boca el purgatorio Y al dormitorio el pan de cada día”

    He visto muchos conciertos de Sabina, y solo le pido lo que mejor sabe dar canciones, redondas, perfectas, llenas de frases unicas… este Sr. Neira se equivoco de concierto y de publico, la media era de 30 y muchos años y sinceramente nadie penso venía a dar botes en las Ventas como cuando teniamos 20 años.

    Tuvimos las dosis perfectas, fue una mezcla estupenda entre el ayer que todos los seguidores de Sabina esperabamos recibir de uno de los poetas más grandes que ha dado este pais como “Pacto entre caballeros” y yo dije ya me puedo morir feliz, he vuelto a vivir esa canción en las Ventas le mire a él pero tambien me vi yo, y supe que yo hace años saltaba y aplaudía a la vez con muchas mas fuerzas, aquel tiempo paso, pero allí estabamos Sabina y yo, mucho mas mayores y mucho mas sensibles, y entonces con muchas otras canciones, se me callo la lagrimita porque ahora, escucho “Cúantas veces hubiera dado la vida entera porque tú me pidieras llevarte el equipaje” y ahora significa otra cosa.

    Pero hoy con falta de sueño, he estado esperando los 15 minutitos del cafe mañanero para tirarme a EL PAIS, y no he dado credito, es una critica tan evidente, la he leido dos veces, decir que Sabina no es el que era, es una evidencia, ni yo, ni la pareja que estuvo a mi lado cantando sin parar, ni el Sr. Neira espero afortunadamente, sino que ridiculo ver en el escenario a un sr. de 61 años creyendose tener 20.

    Lo que hace grande a los artistas que perduran en el tiempo es que la vida le va cambiando, pero otros se quedaron en el camino y no supieron gustar a padres y a hijos, porque Sabina es otra cosa es y lo digo de nuevo “SENSIBILIDAD Y BUEN ROLLO” y de eso usted, Sr. Neira, no sabe nada, al menos podía haber dado argumentos musicales ???¿¿¿¿

  14. Con décimas, escalofríos y la pereza de no tener el cuerpo entonao, llegué a las Ventas porque quería reencontrarme con Sabina después de años sin ir a un concierto suyo. Es decir no soy acólita de nadie, ni tan siquiera de él, de Joaquín, aunque reconozca que su música ha ido ligada siempre a mi vida. Con cierto cansancio me senté en la andanada 10 y esperé. Dos horas y media después salía con la sensación de que había merecido la pena bajar a Madrid desde ese pueblo de donde dice que le echaron del Casino, de vencer la pereza, de buscar con desespero un hueco para aparcar, de tragarme una cola interminable para poder vibrar a mis casi 50 años con esa voz de lija que te araña y te acaricia porque es incapaz de dejarte indiferente. Por eso al abrir El País y leer a Fernando Neira solo me cabe preguntarme ¿hemos estado en el mismo concierto?. ¿Son posibles dos realidades tan paralela. Señor Neira no sé por donde supura, lo que me fastidia es que salpique.me parece bien que no compre acciones a la baja de la chispa sabinera, pero permita que los demás podamos seguir diciendo ¡que demasiao!.

  15. Que bobadas hay que leer.Nadie es a los 61 igual que a los 30,obvio,y afortunadamente.¿pero que clase de critico pude pedir algo asi?¿Era el picasso de 30 igual que el de 70?¿ahora resulta que los artistas no evolucionan?Naturalmente que el Joaquin de ahora es para mi muchisimo mas profundo,sensible y literario y un poco menos rockero y rompedor,logico no?.Pero igual de genial,de unico,de talentoso.Un tipo capaz de llegar a publico de todas las edades y de todos los paises es para que Neira recapacite.Por cierto el titular era “El interes menguante” y nada tan poco afortunado.El flaco vende y llena mas que nunca en mas paises que nunca.Su poesia y su cancion INTERESA mas que nunca.De que habla este tipo?
    Tengo para mi que su reconocimiento de que no es desafecto a sueldo supone una EXCUSATIO NON PETITA o sea una ACUSATIO MANIFIESTA.
    Como manifiesta una brutal falta de consideracion conmigo, al llamarme secuaz, corifeo y seguidista,creo que ello me da todo el derecho a llamarle HIPOCRITA porque quien no respeta no tiene porque ser respetado y el evidencia esa hipocresia en decir al principio que Sabina merece respeto para dedicarle una serie de criticas no ya injustas,que tambien,,sino manifiestamente con mala baba que son una evidente falta de respeto.Ejemplo, lo que dice del sueldo de ambos.Oiga buen señor Neira, sueldo tiene usted y escribe a sueldo,esa es una verdad objetiva.El señor Sabina no tiene sueldo.Sus ingresos provienen de nosotros los secuaces y corifeos (Neira dixit) que en uso de nuestra real gana compramos sus discos y vamos a sus conciertos.No faltaria mas que pretendiera usted obtener los mismos ingresos que Sabina con toda una vida de creacion solo por pergeñar basura malintencionada como esa cronica.El mundo es injusto pero no tanto.

  16. Ni caso,este individuo pretende envolver su mala fe en motivos artisticos.Mire señor atrevido juzgador,desde 19 y 500 noches Don Joaquin Sabina ha creado buena parte de sus mejores creaciones como todo Alivio de luto o tantas incluyendo todo su ultimo disco..Curioso que se haya quedado usted en 19 dias y 500 noches,se le nota que usted entiende de musica comercial,de esto nada.

  17. Soy fan de Sabina desde la Mandragora y casi por ser Sabina le perdono todo. Me gustan sus letras y me gusta su voz; me gusta su personalidad, me gusta su modo de ver la vida. En definitiva, me gusta. Pese a todo, salí del concierto algo desilusionada (pese a que antes de abandonar las Ventas, me hiciera con su bombín). No sentí vibración en la plaza. Eso me dió pena, sin embargo vi a un Sabina con su voz, con la voz de siempre, esa voz que me gusta a punto para darlo todo en un concierto. Creo que lo hizo muy bien pero que las Ventas no vibró como se merecía. A la gente le apetecía escuchar sus himnos y a él le apetecía que escucháramos lo más nuevo. Simplemente eso.

  18. Yo solo tengo que añadir algo como alguien que le sigue desde hace 30 años, ¿porque vi a un Sabina en las ventas como, triste, quizas melancolico? Eso es una sensacion que me lleve, en cuanto al resto, pagaria 1000 veces mas por ir.

  19. Vamos a ver, hay críticas que pretenden ser objetivas y profesionales y hay otras que son subjetivas y personales, como puede ser la nuestra, pero es que a este sujeto le pagan, digo yo, por ser profesional y es evidente que con su trabajo no cumple. Pobre amargado, crítica sacada de sus higadillos porque desde luego del cerebro o del corazón, nada de nada, ni argumentación ni sensibilidad.

    También a mí me ha llamado la atención como a Carlos ese comentario sobre los sueldos. A ver si es que en el concierto de ayer cantaron un tema llamado “Los Sueldos” o acaso ahora son “Sabina y Los Sueldos” los que forman la banda. Ironías aparte, estaría cojonudo que este juntaletras quisiera ganar la mitad de lo que Sabina recauda por su arte. Por no hablar de la descalificación y falta de respeto para la gente que disfrutamos con la poesía y la música sabinera, ¡Hombre, hay que ser tolerante con la gente que le gustan cosas diferentes a tí, e incluso aunque no tengan la sensibilidad suficiente para disfrutar de Sabina, pero que haya que aguantar a un individuo como éste el calificarnos como “secuaces, corifeos y seguidistas”!… Pero este sujeto ¿Con quién ha empatado?…

    Además, que la base de su vómito de palabras sea la de que Sabina ya no es el de antes se cae por sí sólo, si quieres nos quedamos en La Mandragora toda la vida. Me da verguenza ajena, la verdad, tanto como si me dijeran que Quevedo al final de su vida no era el mismo,… pues vale, ¿Y?…

    ¡Sigue traficando con tu bilis, mientras otros disfrutamos de la vida lo que nos dejan!

    ¡Gracias Sabina, por tu arte, por injertar la poesía en nuestras vidas y por saber envejecer!

    P.D.: Por cierto, parece que al tipo éste también le molesta que lleve bombín… No sé si podré dormir esta noche con una preocupación tal.

  20. Que decir!!!, quizás tenga algo de razón en cuanto a los discos posteriores a 19 días y quinientas noches, en el sentido de que esos discos no rayan tan alto como física y química, mentiras piadosas, o esta boca es mía. No obstante, hay muy buenas canciones sobre todo en este último disco. Lo que no comparto en lo absoluto, es que deje ver entre líneas que Sabina nos está robando la plata cuando vamos a un concierto, porque hasta donde yo sé, todas las personas que hemos ido este año seguimos diciendo que los conciertos de Joaquín son casi mágicos!!!. Por lo tanto, está bien que este señor Neira opine, pero que no se engañe, porque nosotros sabemos lo que pagamos y lo que obtenemos del artista, y hasta ahora nunca me arrepentí. Quizás usted es como el ladrón, que cree que todos son de su misma condición!!!, pero los tontos no somos nosotros Un uruguayo!!!

  21. Estoy de acuerdo con el articulo, en parte, pero si es verdad que joaquin dejo de ser tan sabina a partir de 19 dias y 500 noches y ahora es mas joaquin ramon martinez sabina, pero tambien es verdad que en este disco está una de las canciones que mas me gusta “embustera” brillante
    “Has despejado mis dudas
    y has logrado que aprendiese
    a ser un perfecto judas
    desde la jota a la ese”
    o
    Por eso sé que perderte
    no era quedarse sin nada,
    la muerte es sólo la suerte
    con una letra cambiada.

    o agua pasada pura poesia:
    “Remendar las virtudes veniales,
    condenar a galeras los archivos,
    cuando al punto final de los finales
    no le siguen dos puntos suspensivos.”

    Por cierto yo he visto dos conciertos suyos vinagre y rosas y la gira de esa boca es mia y me ha gustado mas este vinagre y rosas

  22. A por cierto alguien sabe que ha hecho sabina a el pais? porque ultimamente tela…

  23. Tan absurdo es decir que Sabina es una caricatura de lo que fue como decir que lo es García Márquez tras escribir “Cien años de soledad” o “El amor en los tiempos del cólera”. Sabina es un genio que sigue llenando auditorios aunque a alguien -para gustos hay colores- pueda no gustarle lo que hace. En Las Ventas no había una localidad vacía: “entradas agotadas”. Es difícil entender cómo alguien puede considerar “menguante” o “de aliño” a quien en su último trabajo nos deja versos como éste: “decía que morirse no era tan grave y agonizó en voz baja por cortesía”. Claro que conociendo cómo escribe el señor Neira, que precisamente él llame a Sabina “caricatura” mueve a la hilaridad.

  24. Todas las críticas son respetables en principio, puesto que son la exposición del pensamiento, las sensaciones, y las valoraciones de una persona con gustos propios y legítimos.
    Pero todo lo que excede de lo anterior y pretende pontificar, imponer criterios, y dar lecciones magistrales excede lo que se puede considerar crítica legítima y respetable, y mucho mas si en ese ejercicio de soberbia y pedantería propia de algunos “críticos profesionales” se recurre al insulto o a la descalificación. Y esto es lo que hace el ínclito Fernando Neira, cuyo artículo de prensa también está sujeto a crítica, por cierto, y tras cuya lectura mi conclusión es clara: este “crítico profesional” no tiene mucha idea de lo que habla. Según él escribe, su pensamiento (aunque no lo plasma tan duramente, esto es lo que traslucen sus líneas) es que miles y miles de personas de diferentes partes del globo terráqueo que siguen, admiran y disfrutan hasta el orgasmo con la música y la poesía de JS, están equivocados y gozan con la “bazofia” que ha producido el Maestro desde “19 días …”; y no solo eso, sino que además, la suprema interpretación de qué es buena música, buen espectáculo musical, es -of course- la del propio crítico, el cual, para mí no es mas que un “experto de pacotilla”, dicho sea sin ánimo de descalificar.
    Yo, por mi parte, siendo de Sevilla, lugar donde además vivo, ya estoy en estado de excitación pensando en el día 02 de julio próximo, en que salgo de viaje para

  25. Prefiero pagar 50 euros para ver a Sabina que 1 para leer al Sr. Neira,
    …perros que ladran, señal que avanzamos …..

  26. Me quedé tan sorprendido con el comentario de Fernando Neira sobre el concierto de Sabina de Las Ventas que escribí una carta a el director de El País, más con ánimo de expresarme de que la publiquen. Hoy han publicado otra sobre el tema así que creo que lo darán por suficiente. Solo espero que algún compañero que le quiera, si es que los tiene, le haga llegar las cartas que, aparte de la mía, estoy seguro han llegado a la redacción de El País para ver si se da cuenta de que hace el ridículo. Yo no sabía quién era este señor pero después de darme una vueltecita por la red y esta web ya me he hecho una idea que creo es apropiada. La pena es que, independientemente de lo que pienses de un cantante o de si te gusta o no, debes ser un profesional si haces crítica de un concierto y Don Fernando veo que va

  27. Secuaces y seguidistas es una forma despectiva de hablar de gente apasionada que disfruta y admira a un artista.
    Estos secuaces tenemos la tranquilidad de estar adheridos a algo solido: Un artista indiscutible, lo duda el Sr. Crítico? (Si su respuesta es si quedan plazas de socorrista en Latina)
    Desde luego cada uno en el ejercicio de su profesión, lo hace lo mejor que puede. El Señor Artista dejó a más de 15.000 personas contentas ayer, pero el Sr. Critico, no contento con arrementer con el artista deja perlas para todos.
    Sr. Critico. Me siento tranquilo a esperar sus textos cuando llegue el momento de afilar la pluma para adorar al Artista. Su Critica demuestra inmadurez o tontería; Le doy el beneficio de la duda.
    Saludos,
    Firmado: Otro de los 15.000 que no entendieron nada ayer según el Sr. Crítico. (Menuda forma de contar la realidad!! Bravo por ELPAIS)

  28. Mire Sr. Neira, no sé cual es su problema: envidia, un delirio de grandeza que le hace publicar este tipo de artículos para llamar la atención.. no lo sé la verdad, pero los “secuaces” que compramos cada uno de sus discos, que intentamos ir a sus conciertos, que hacemos horas y horas de cola para verle, todos nosotros (le puedo asegurar que estamos muy bien sin usted, Sr Neira) sabemos lo que nos vamos a encontrar: a un Sabina único. Y no es más o menos Sabina porque se ponga el bombín (ya veo que eso le preocupa), porque se fume un cigarro en medio del concierto o porque cuente un chiste. Sigue siendo él porque sigue llenando las Ventas, la cancha de Boca, el palau Sant Jordi, el olímpico de mi querida Sevilla, porque consigue que 15.000, 10.000 o 20.000 personas se dejen la voz en ese ” y cuando vuelves hay fiesta en la cocina, y bailes sin orquesta…” y en 25 canciones más. Sabemos lo que buscamos y lo que nos vamos a encontrar cuando vamos a verle o cuando compramos un disco; no esperamos ver un escenario como el del tour 360º de U2, ni una voz como la de Paul McCartney, tampoco una coreografía como las de Michael Jackson (que en paz descanse), nos encontraremos a un hombre de mediana estatura, de alta edad, una voz rota…resumiendo, a Joaquín Sabina, con o sin bombín, pero al mismo de siempre; el que nos hace saltar, cantar, gritar, llorar, el que nos hace razonar a través de sus canciones y como consecuencia, quererle aún más. No digo admirarle, que también – por supuesto-, sino quererle. Sonreír cada vez que pronuncian su nombre, emocionarse cuando suena una canción…
    Me parece absurdo que pretenda que un hombre de 61 años siga siendo el mismo que en 19 días y 500 noches, cuando tenía 50. Yo, y le puedo asegurar que mucha gente más, amamos a este Sabina, al que con 61 años hace un concierto de dos horas y media, al que salta como nunca… amamos a aquel que ,como siempre, ha tenido ese miedo al escenario: miedo a decepcionar, aquel con el bombín bien puesta, la cabeza muy alta y unos cojones tremendos y una fuerza que deja dormido ese pánico y es capaz de hacer de un día, de unas horas, un momento inolvidable. Sabina en las Ventas salió por la puerta grande, usted por la única puerta grande que saldrá será la de su garaje.
    Un saludo Sr. Neira y como le he dicho antes, los sabineros estamos muy bien sin ti. No nos hace falta más nada, el flaco y su música es lo que necesitamos.
    Larga vida al maestro.

  29. Buen artículo ése de Almudena Grandes en “El País” de título “Objetividad” poniendo (sin nombrarlo) a Fernando Neira donde le corresponde: el lugar de los radicales ajenos a la realidad. No es la primera vez que este tipo parece lanzar espumarajos por la boca en una de sus críticas musicales en lugar de hacer un trabajo profesional. Más parecido últimamente a especímenes pseudoperiodistas tipo Jiménez Losantos que a otra cosa. Será que de un tiempo a esta parte tiene demasiado complejo de inferioridad y necesita volcar sus frustaciones en quienes triunfan. A Joaquín Sabina le avalan discos de oro y platino como churros, auditorios llenos hasta en su última gira con 61 años, Premios de la Música en España y Latinoamérica, reconocimientos varios en las Artes y las Letras -entre ellos la Medalla de Oro de las Bellas Artes-… A Neira le avala su mediocridad, y últimamente intenta suplir el talento como articulista del que carece con la falta de respeto a cualquier artista que no le plazca demasiado y a su público. Se ha ganado a pulso la consideración como uno de esos elementos extraños -al igual como decía que Losantos- que uno no comprende cómo alguien paga para soltar los exabruptos que suelta.

  30. Cortemos con el tema!!!, mientras seguimos criticando su publicación, le estamos dando su minuto de gloria, que por supuesto, lo hace colgado de un gran artista. Es como que yo saque una publicación criticando a Messi, Forlán, Villa, Iniesta, etc. Van a saltar todos, en cambio para mí fue muy fácil estar en el “tapete”, solamente critíco un personaje muy querido y ya tengo mi minuto de gloria!!!

    Neira: tendrías que tener honestidad intelectual!!!
    Un uruguayo.

  31. Considero que el comentario del señor Fernando es distante, tenue y frío desde cualquier perspectiva que lo haya vislumbrado, se respeta su opinión, porque es suya y afortunadamente independiente. Conocí a Sabina hace 4 años (bueno su obra música

  32. Hombre, no hay que rasgarse las vestiduras porque alquien opine diferente, o mal de tu “ídolo”, Sabina era mucho más criticado en eras anteriores a 19 días y 500 noches, y este repsondía con genialidad…hasta 19 días y 500 noches.
    A partir de ahí, y desgraciadamente su marichalazo tuvo mucho que ver, Sabina ha perdido la chispa. Ha cambiado, ahora ya no es músico, ahora va de literato, de poeta…le ví por última vez en Noviembre, ha vuelto a mi ciudad, pero esta esta vez no asistí como lo llevo haciendo desde 1995 a su concierto. Aquel de Noviembre me dejó un mal sabor de boca del que no me he recuperado, sigo escuchando sus discos, hasta 19 días…lo de después salvo alguna cosa de dímelo en la calle disco original al 50%, es pura morralla. Sabina ya no cree en sus canciones, no las siente, no las vive. Dice que es la felicidad, no le creo. Aquellas letras le salían del alma, las hacía suyas cada vez que las cantaba, ahora son nuestras, porque él sencillamente se ha olvidado de aquellas emociones, ahora sin ninguna vergüenza confiesa que escribe las de otros, y creo que ni siquiera habrá escrito al mitad de este disco, ni mucho menos la música, tema del que pasa olímpicamente.
    Sabina seguirá siendo para mi un grande, pero no el de ahora, el que reniega, aunque diga lo contrario de su pasado, de sus historias, de su pasión. Ahora no tiene pasión por la música, y eso se nota, no es siquiera intérprete de sus temas, pues le vienen grandes temas como “princesa”, “con la frente marchita”,, “negra noche”, “dos mejor que uno”, hasta la canción de “con las manos en la masa” tiene más miga que la mayoría de sus últimos temas.
    Seguiré escuchando a Sabina, pero no a este Sabina que tenemos ahora mismo, ni a su grupo de amiguetes que buscan asomar la cabeza a la fama a costa del ego de Sabina.

  33. Estoy absolutamente en disconformidad con lo que dice Jesus en el comentario anterior.El suscribe la tesis de Neira (es mas si no fuera bienpensado creeria que lo ha escrito el) e incluso y esto es lo peor tiene su misma falta de respeto.Calificar de morralla a todo lo posterior a 19 dias ufffffffffff.Personalmente respeto todas las opiniones,pero para mi el actual Sabina mas literario y poetico es superior en calidad e igual de genial que el anterior a 19 dias.Parece que hay un pequeñisimo sector que no ha sabido evolucionar al mismo tiempo que el maestro y eso solo indica que no sabeis o podeis captar la belleza y profundidad de canciones como Embustera o Agua pasada o todo Alivio de Luto.Pero por favor,es impropio y os descalifica (a ti y a Neira me refiero,a los listos que diria Almudena que nos considerais tontos a todos) que desprecieis asi,sin criterio argumental una obra para mi maravillosa.Porque permitidme deciros que Sabina no “va” de poeta,Sabina ES un enorme poeta.Para vosotros jamas pasara de la categoria de cantante (que tambien) y ahi os habeis quedado,dando saltitos con Princesa,pero Sabina ha ganado profundidad,sentimiento,calidad literaria y sensibilidad.Y yo me pregunto,si esta ultima etapa no os gusta y os definis admiradores de sabina o que le respetais ¿porque no os dedicais a disfrutar su etapa anterior,nos dejais tranquilos a los “tontos” como Almudena y yo y dejais de dedicaros a emitir desprecios y comentarios negativos sobre algo que ni entendeis ni valorais?

  34. Pues, la mayoría de los que aquí rolamos somos fanáticos de Sabina, pero el artículo de esta página basado en esa crítica, no me convence; se siente el ardor despechado y aporta poca defensa. La verdad es que sí ha cambiado en los últimos discos, entró en una etapa nueva, con más aire de maduro joven resignado a la edad, que de joven maduro resistiéndose a la edad. En fin, no se acaba el mundo. La verdad es que entre más viejo, más cabrón :3 jeje

Comentarios cerrados.