Fervor apasionado por Buenos Aires

joaquin sabina, entrevista, video Descarga la entrevista a Joaquín Sabina en ELPAÍS.com

El diario El País realiza una memorable y sobresaliente entrevista a Joaquín Sabina en el que se le da la oportunidad de explayarse con uno de sus mejores vicios… la ciudad de Buenos Aires. Grande como siempre, maestro.

6 respuestas a «Fervor apasionado por Buenos Aires»

  1. No tanto como su pasado
    pero aun así la noche estaba oscura,
    reinaba en el ambiente la locura
    y la suerte no estaba de mi lado.

    Me decidí por fin
    a esperarte a la salida del Luna Park,
    si no entré al camarín
    voy a seguirte en un taxi hasta que entres en un bar.

    Después de un largo paseo por toda la Capital
    decidiste ir a «Clásica y Moderna»,
    el taxi me costó diez pesos, de eso no me olvido más,
    y el trago más barato costaba una pierna.

    Pero yo estaba contento porque pude entrar,
    y apenas lo hice me senté en mi silla,
    se acercó el mozo, me dijo: «Señor, ¿qué va a tomar?»,
    le dije: «Gracias, muy amable, agua de la canilla».

    Esa noche mi objetivo era
    cumplir dos de mis sueños más deseados,
    pedirte un cigarrillo aunque tuyo no fuera,
    pero no tenías y quedé muy mal parado.

    Sin conformarme con el cuarto fracaso
    quise ir en busca del segundo sueño
    (fui al segundo sueño que buscaba)
    pensé palabra por palabra en cada paso
    temiendo tartamudear llegado el momento
    (tartamudear es lo único que me faltaba).

    Te dije: «Felicitaciones por el recital
    quisiera pedirte algo con el corazón
    que me regales una frase, si no te parece mal,
    porque con ella quiero hacer una canción».

    Me dijiste «Qué pensás, que hago frases por el camino»,
    y te fuiste con mi frase en tu boca
    cumpliendo así mi quinto fracaso consecutivo.
    Me pedí un vaso más, pero esta vez de vodka.

    Mucha metáfora no le encontré a la frase
    pero igual me sirvió para hacer el tema,
    tiene un estilo a blues tan triste que da pena
    y guste o no lo canto porque está tu frase.

    En cuanto a aquella noche, terminé en mi casa
    abrazando a una linda caderona,
    el vodka fue un regalo de la casa
    y el cigarrillo me lo dio Pancho Varona

  2. He leido hoy en un blog de El Mundo, Quico Alsedo, que saluda lo nuevo de Sabina,

  3. LOS PRADOS DE JOAQUÍN.

    Aceitunero altivo,
    colchonero de Jaén,

    dice que el spleen de los olivos
    es un vals de Brassens.

    Maestro de danza en Cádiz,
    en el hielo de su cáliz
    hierven manchas de carmín.

    Andaluz de Buenos Aires
    con paraguas de serrín,

    la música es un estribo
    que cura a los vivos
    del desaire de morir.

    Se embarcaría en Elcano
    para pedirle la mano
    a una puta de Lavapiés,

    monosabio de las musas,
    pin up de las reclusas
    fugadas del Edén.

    Montaraz y literato,
    por el callejón del Gato
    con bastón y bombín

    pasa por pasar el rato
    esperando la quijada de Caín,

    dice que fue a Praga
    a buscar en las bragas
    rotas de un poeta amigo

    la espoleta, el ombligo
    que no encuentra
    en la felicidad conyugal de su jardín.

    Sabe que el deseo
    es el hermano adolescente
    de las cenizas,

    su canto amebeo
    es el eccema urgente
    de la gente sin prisa.

    La luna es un barracón
    de poetas torturados,

    en los Prados de Joaquín
    aprenden bailes de salón
    Marilyn y Lord Byron.

    O.A. Riera

  4. Con respecto a la letra de «Las pastillas del Abuelo», que de por cierto me gusta mucho el grupo. No creo que haya sido un fracaso, solo el hecho de poder hablarle a un grande, como es el compositor Sabina y sin tartamudear es un logro bien admirado por mi… encima de todo que conteste?? un sueño cumplido. Y la frase de Sabina era sabida… Genio Idolo quien espera algo mas? 20 de Enero Bs As alli estare!!

Los comentarios están cerrados.