El gato Sabina canta por los tejados

Artículo de El Heraldo de Aragón

Tras los conciertos de Joaquín Sabina en Zaragoza podemos decir que han vuelto a maravillar al público, y muestra de ello son las crónicas y especiales que se han escrito. En este caso, traemos un artículo de El Heraldo de Soria, escrito por Gonzalo de Figuera.

joaquin sabinaHace ya bastantes años que Joaquín Sabina se situó en una privilegiada posición más allá del bien y del mal, con sus canciones instaladas en el imaginario colectivo y consciente de que cuenta con una legión de devotos seguidores que van a llenar sí o sí cualquier recinto en el que actúe, y jalear con entusiasmo hasta el más mínimo gesto del artista. La presentación de su nuevo disco, Vinagre y rosas, el jueves en la sala Mozart, fue una nueva demostración de que la sabinitis es una enfermedad con mayor incidencia que la gripe A (metafóricamente hablando, claro).

Arrancó el de �?beda con piezas de su último trabajo (Tiramisú de limón, Viudita de Cliqot, Parte meteorológico), para continuar con otras anteriores como Medias negras, Aves de paso, El bulevar de los sueños rotos o Llueve sobre mojado. Del material nuevo, nos quedaríamos con Agua pasada, una de esas canciones de desamor con el típico sello sabiniano y con cuyos versos se puede identificar el común de los mortales, o Cristales de Bohemia, con un escueto arreglo de piano y acordeón y cierto aire a lo Tom Waits.

Tras esta última, apareció en escena Mara, la nueva corista que sustituye a Olga Román, vestida de lumi y apoyada en una farola, para cantar a dúo con Sabina La Magdalena. Y en la recta final clásicos como Peces de ciudad, Nos sobran los motivos, Calle Melancolía, 19 días y 500 noches o Princesa provocaron el previsible delirio de la concurrencia. La tanda de propina derivó hacia sonoridades mexicanas, con Vinagre y rosas, una ranchera de factura discreta -su melodía suena a mil veces oída-, Lunas de miel y, cómo no, Y nos dieron las diez. El público insistió pidiendo más, pero ahí acabó la cosa; en total dos horas de concierto, tampoco hay para quejarse.

Respecto a las nuevas canciones, no ofrecen grandes novedades y quizá no figuren entre las más inspiradas de Sabina, pero
tampoco desmerecen y conservan el toque característico de su autor, esta vez con la ayuda de Benjamín Prado y de Pereza, que le dan el punto rockero a Embustera. Algunos apuntes más: a pesar del gran despliegue técnico, con enormes mesas de sonido, éste no fue todo lo nítido que cabía esperar; así, en ocasiones la voz de Sabina sonaba un tanto estridente, mal balanceada con el resto de los instrumentos. En cuanto a la escenografía, lo cierto es que quedó muy aparente, con un telón de fondo en el que se dibujan los tejados de la gran ciudad y sobre el que, en un momento dado, aparece una rutilante luna llena. Un marco adecuado para ese gato nocturno, callejero y canalla llamado Joaquín Sabina.

Joaquín Sabina se marca un concierto espectacular Vigo, y ya van tres

Joaquín Sabina sigue deleitando allá donde va y matando la enorme sed que tiene todo el mundo de él. Hace unas horas Vigo ha tenido el placer de disfrutarle y ha vuelto a demostrar que tiene más fuerzas y ganas que nunca. Los fieles que llenaron el Pabellón de As Travesas se encontraron a un flaco haciendo referencias al marisco de la tierra, al vino ribeiro… y cómo no, regaló un poema que esperamos poder publicar en las próximas horas. De postre, los videos de fragmentos de Tiramisú de limón y de Por el Boulevard de los sueños rotos.

Continuar leyendo “Joaquín Sabina se marca un concierto espectacular Vigo, y ya van tres”

Poema a Salamanca en el primer concierto de la gira “Vinagre y Rosas”

joaquin sabina

Uno escribe siempre la misma canción,
sobre un niño con cara de viejo,
que se atreve a volar bajo el cielo marrón,
que agoniza detrás del espejo.

Uno canta siempre la misma canción
otra noche en el bar de la esquina,
cerca de la estación donde duerme un vagón,
cuando el tiempo amenaza rutina.

Uno rumia siempre la misma canción
como un perro ladrando a la luna,
con la misma trompeta y el mismo trombón
de mariachi que estuvo en la tuna.

Uno acaba nunca la misma canción
que construye a trancas y barrancas,
luego llega la hora de alzarse el telón
y es un lujo que sea en Salamanca.

Poema: Dedicado a Salamanca, Gira “Vinagre y Rosas”
Año: 2009
Letra: Joaquín Sabina

Joaquín Sabina enamora a Salamanca en el primer concierto de la gira “Vinagre y Rosas”

joaquin sabina, conciertos, salamanca

“Buenas noches Salamanca, buenas noches y gracias por estar ahí, gracias por el calor, muchas gracias por la paciencia, gracias por la complicidad. Es un lujo iniciar la gira aquí”

Joaquín Sabina

Joaquín Sabina encandiló al público de Salamanca que estuvo entregado desde el principio y hasta el final del primer concierto de la gira Vinagre y Rosas. La actuación comenzó con la canción Tiramisú de limón… y con diez minutos de retraso sobre el horario previsto. Las cosas buenas siempre se hacen esperar.

Más tarde nuestro genio interpretó Cristales de Bohemia, que se la dedicó a Benjamín Prado. Le siguieron Princesa, Vinagre y Rosas, Viudita de Clicquot, Parte meteorológico

Sabina ha vuelto y está en plena forma. ¡¡Felicidadades Salamanca!!

Continuar leyendo “Joaquín Sabina enamora a Salamanca en el primer concierto de la gira “Vinagre y Rosas””