Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Autor: SabinaWeb

Sextinas corrientes para Cualquiera

joaquin sabina

Comprendo todos los modos
de procurarse un potaje,
pero sin uñas ni codos
ni deshonores ni ultraje,
entre la nada y el todo
hay sitio para un viaje.

Con la iglesia hemos topado
díjole a Sancho Quijote,
ante un templo profanado
con sangre de chapapote.
Coronita, coronado,
el que no es tonto es cipote.

Lo digo como lo siento,
lo pienso como lo digo,
piso el santo sacramento
por defender a un amigo,
yo también vivo del cuento,
ciento cobrando es testigo.

Camacho pasó a la historia
dejando a García Remón
solo frente a la memoria
de un merengue campeón;
última vuelta a la noria,
galaxia sin corazón.

Dicen que el lince peligra
como espécimen impar,
yo sé que la peña emigra
del páramo a la ciudad,
y que el blanquito denigra
al negro sensemayá.

Qué ingenuo san Zapatero
brama Aznar en Jorgetón,
su afrodita es el dinero,
la mía, la diosa razón.
Brindis al sol de un torero,
rabo de un viejo león.

Los de la boina galega
no se tragan el birrete,
Rajoy va, pero no llega,
¿Manuel Fraga? caga y vete.
Qué folletín por entregas
entre Charlín y el retrete.

Lo que agoniza, doctores,
somos todas y ninguno,
pececitos de colores,
cibelitos de Neptuno,
las zurrapas de alcanfores
y las capas de los tunos.

Resumiendo, acelerando,
del purgatorio a la mierda,
sesenta y nueve volando,
viva mi gen manque pierda.
La derecha mangoneando
al bies de mi mano izquierda.

A Adolfo Castelo

Poema: Sextinas corrientes para Cualquiera
Año: 2004, Interviú
Letra: Joaquín Sabina

Comentarios cerrados

Mis primeros desconciertos

joaquin sabina

Mi primer desconcierto se llamaba destino
mi primer hasta luego se llamaba good bye
mi primer Al Capone se llamaba Al Pacino
mi primer sonotone se llamaba Compay.

Mi primer cumpleaños se llamaba posguerra
mi primer seminario se llamaba Berceo
mi primer planetario se llamaba la tierra
mi primera Julieta se llamaba deseo.

Mi primer molotov se llamaba Bilbao
mi primera viuda se llamaba Vietnam
mis primeros naufragios se llamaban Callao
mi primera esperanza se llamaba l�??espoir.

Mi primer desencanto se llamaba febrero
mi primer esperanto se llamaba español
mis primeros pinchazos se llamaban torero
mi primer zapatero se llamaba charol.

Mi primera madrastra se llamaba gran vía
mi primera nostalgia se llamaba baúl
mi primer oui, je t�??aime, se llamaba algún día
mi primer punto g se llamaba Interviú.

Mi primer crisantemo se llamaba sudario
mis primeras gardenias se llamaban Machín
mi primer gatillazo se llamaba Inventario
mi primera resaca se llamaba Albayzín

Mi primer afterhour se llamaba vigilia
mi primer ateísmo se llamaba Jesús
mi primera gestapo se llamaba familia
mi primer islamismo se llamaba couscous.

Mi primer vis a vis se llamaba cualquiera
mi primera bohemia se llamaba Pigalle
mi primer boca a boca se llamaba enfermera
mi primera amateur se llamaba fatal.

Mi primer carpe diem se llamaba otra raya
mi primer equipaje se llamaba hashís
mi primer kamikaze se llamaba canalla
mi primer trío de ases se llamaba Police.

Mi primer arzopisbo se llamaba Yupanqui
mis primeros cincuenta se llamaban stop
mi primer Nosferatu se llamaba Polanski
mi primera blasfemia se llamaba oración.

Mi primer virgo potens se llamaba vagina
mi primera chistera se llamaba bombín
mi primer enemigo se llamaba Sabina
mi primera frontera se llamaba Joaquín.

Mis primeros setenta se llamaban Guevara
mi primer Vaticano se llamaba Fidel
mi primera faldita se llamaba dispara
mis primeros vaivenes se llamaban andén.

Mi primer aguacate se llamaba pomelo
mi primer crecepelo se llamaba champú
mi primer disparate se llamaba consuelo
mi primer desconsuelo se llamaba Moscú.

Mi primer bandoneón se llamaba García
mi primera cadena se llamaba la dos
mi primera ecuación se llamaba sandía
mi primera Jimena se llamaba hola adiós.

Mi primera coartada se llamaba domingo
mi primer Odiseo se llamaba Dublín
mi primer filisteo era el capo de un bingo
mi primer gay trinar se llamaba arlequín.

Mi primer primo hermano se llamaba Chavela
mi primera madonna se llamaba Lucía
mi primera persona se llamaba a dos velas
mi primer cul de sac, calle melancolía.

Poema: Mis primeros desconciertos
Año: 2004, Interviú
Letra: Joaquín Sabina

1 Comentario

Mi primer Pasaporte

joaquin sabina

Mi primera manzana se llamaba quién eres
mi primera hipoteca se llamaba después
mi primer laberinto se llamaba mujeres
mi primer adjetivo se llamaba al revés.

Mi primera guitarra se llamaba extranjero
mi primera moneda se llamaba real
mi primer mandamiento se llamaba no quiero
mi primer uniforme se llamaba papá.

Mi primer apellido se llamaba Martínez
mi primer desconsuelo se llamaba Lulú
mis primeros Abeles se llamaban Caínes
mi primer don Quijote se llamaba Mambrú.

Mi primer espejismo se llamaba verano
mi primera fulana se llamaba por fin
mi primer pasaporte se llamaba Mariano
mi primer aeropuerto se llamaba París.

Mi primera estación se llamaba horizonte
mi primera venganza se llamaba perdón
mi primer cigarrillo se llamaba Bisonte
mi primer crucigrama se llamaba canción.

A la memoria de Mariano Zugasti, que le regaló el suyo a este indocumentado, sin conocerlo…

Poema: Mi primer Pasaporte
Año: 2004, Interviú
Letra: Joaquín Sabina

1 Comentario

Tan cerca de Fulano

joaquin sabina

Dylan es tantos hombres que me pierdo.
Apenas aprendido, te despista:
el folksinger, el duro, el loco, el cuerdo,
el francotirador de la autopista.

El máster de las vísceras urgentes;
el novio de la Virgen del Asombro
que esconde una gillette entre los dientes
cuando sale a cantar manga por hombro.

Qué tormenta de otoño en primavera;
otra vuelta de tuerca, otro verano
por los de abajo, desde tan arriba.

Más joven y más viejo que cualquiera.
Tan lejos y tan cerca de fulano:
Roberto Zimmerman en sangre viva.

A Bob Dylan

Poema: Tan cerca de Fulano
Año: 2003, Rolling Stone
Letra: Joaquín Sabina

2 Comments

Extravagario

joaquin sabina

Un obispo con mierda en el bolsillo,
un colibrí con uñas en os codos,
un corazón de plástico amarillo,
un condón sin usar de Quasimodo,

una monja con guantes de boxeo,
un Leonardo con tanga de pantera,
un cojo con derecho al pataleo,
un nieto de Boabdil por peteneras,

un desfile de puntos suspensivos,
un concejal cosido a una medalla,
la soledad de un fumador pasivo,
un marciano tostándose en la playa,

un mapa de los ojos de tripas,
una lengua de nieve con lunares,
un Dorado provincia de Arequipa,
un rufián ascendiendo a los altares,

una corbata negra azul marino,
un asesino en traje de etiqueta,
un huevo de Colón precolombino,
una mancha de tinta en la bragueta,

un Domecq escarbando en banderillas,
una escuela de adultos sin recreo,
un iceberg con caries y cosquillas,
un esternocleidomastoideo,

un tratado de leyes del embudo,
un mercado de perros con collares,
un panteón de reyes sordomudos,
un Chernobyl con piojos nucleares,

un malecón sin mar ni jineteras,
un banco sin usura ni ambición,
un estanco sin Camel ni estanqueras,
una hortera soltera en Benidorm,

un cielo de carbón, una oficina,
un pendón sin pasión ni canesú,
una ventana al viento de la esquina,
una semana más en interviú.

A Javier Rioyo

Poema: Extravagario
Año: 2004, Interviú
Letra: Joaquín Sabina

Comentarios cerrados

En lugar de

joaquin sabina

En lugar de inmigrantes a la carta,
que desmadeje el viento las fronteras,
Cartagena es sinónimo de Esparta,
el mundo una naranja con banderas.
En vez de sopa boba y poca tarta,
Europa sin Le Penes ni pateras.

En lugar de aviones y misiles,
escuelas, hospitales y museos,
que los guardias civiles sean civiles,
que folle igual don guapo que don feo.
En vez de en bajos fondos de reptiles
que inviertan en Macondos y Ateneos.

En lugar de vestirse, las ministras,
que se desnuden para el pueblo llano:
una de cal, con verdes aspidistras,
otra de arena, con el pelo cano.
En vez de acicalarse cuelguen ristras
de ajos a la vuelta del verano.

En lugar de sermones, compañero,
Cumpla usted lo que dijo en la campaña,
el sol aplaude el brindis de un torero,
si es hijo natural de un tal Azaña.
En vez de acicalarse cuelguen ristras
de ajos a la vuelta del verano.

En lugar de sermones, compañero,
Cumpla usted lo que dijo en la campaña,
el sol aplaude el brindis de un torero,
si es hijo natural de un tal Azaña.
En vez de amoncloarse, Zapatero,
desaznare Melilla y Malasaña.

En lugar de qué poco, demasiado,
a cambio de la víspera, el depsués,
más vale arrepentirse del pecado
soñado que no pude cometer.
En vez de hacer un máster a los dados,
saber que uno más uno suman tres.

En lugar de McDonalds, Sancho Panza,
o Michael Moore (Woody Allen me perdone),
la muerte es el infiel de la balanza
contra el luego, el ozono, las canciones.
En vez de Schwarzenegger, la esperanza
de que no gane Bush las elecciones.

Campos de soledad, Fabio, son estos,
ay dolor, palcolor, que tan mal huelen,
no se le olvide al comité de sabios
predicar al revés del padre Apeles.
En vez de triste coño y torpe labio,
cambien, con dos cojones, nuestra tele.

Poema: En lugar de
Año: 2004, Interviú
Letra: Joaquín Sabina

Comentarios cerrados

Olímpicos sonetos

joaquin sabina

1] Hasta la meta

Acrópolis con sauna p�??Al Capone,
medallas con padrino y alcahueta,
canallas que diseñan los calzones
de atletas con futuro en la bragueta.

¿A quién le importan Sócrates, Platones,
faltas de ortografía, gamma, beta,
controles antidoping? Mis cojones
conocen un atajo hasta la meta.

Efebos con pecados veniales,
ceñidos por laureles virtuales,
esclavos del kung fu y el bakalao.

Y la peña, en lugar de hacerse pajas,
mendigando en la tele las migajas
de Ulises, Jenofonte y Menelao.

2] Espartatenas

El himno, el pasaporte, la bandera,
son el único dios, la patria, el amo,
el negro que naufraga en la patera
será español si corre como un gamo.

La llama olímpica no hará carrera
si no se va a la cama con su amo,
si no alega, cruzando la frontera
de Samaranch, que no le sobra un gramo.

Espartatenas, bienes gananciales
que se disputan multinacionales
de lycras, hamburguesas y basura.

Maratón, disco, salto, jabalina,
la riqueza mass media es la ruina
que mina el corazón de la cultura..

Poema: Olímpicos sonetos
Año: 2004, Interviú
Letra: Joaquín Sabina

Comentarios cerrados

Sonetos crepusculares

joaquin sabina

1] Por calderilla

Mejor será callarse de una vez
por todas, al carajo la poesía,
si es ley que por la boca muere el pez,
yo vivo de prestado todavía.

Lo firmo contra nadie y a favor
de la diosa razón, laica matrona,
que amortigua el silencio bienhechor
que grita alrededor de mi persona.

Con lo que me excitaba discutir,
qué desastre, en lugar de maldecir,
dejar morir la muerte sin guerrilla.

Con lo que me gustaba decir no,
qué marrón admitir que el propio yo,
se cuelga en internet por calderilla.

2] Playas del sur

Aquí me tienes, casi mineral,
leyendo a Borges y pensando en nada,
soñando que, al llegar la madrugada,
me derrumbe otra dosis de Orfidal.

¿Qué fue de aquel cobaya de animal
que se comía todo a dentelladas,
que firmaba con sangre la balada
malcriada del Bronx de Fuencarral?

Heme aquí, frente a un mar que no se moja,
haciendo crucigramas en la hoja
de parra que maquilla mi pasado.

Con malas compañías y buen costo,
en las playas del sur hago mi agosto
de narcotraficante derrotado.

Poema: Sonetos crepusculares
Año: 2004, Interviú
Letra: Joaquín Sabina

2 Comments

Décimas del escenario

joaquin sabina

¿Dónde hallar una coartada
para este eclipse de musa,
de fusa, de semifusa,
de joie de vivre, de almohada?
El ictus, agua pasada,
me brindó perfecta excusa
para un mutis por el foro,
y, mi otro yo, como un loro,
vomita ante el calendario:
¿para cuándo el escenario?

El caso es que la escritura,
desván de la desventura,
me cura de algunas cosas:
candilejas caprichosas,
mariposas de Talía,
do re mi sol que solía
desbravar la mar bravía
y desfierar a las fieras.
Ojalá que las aceras
me hagan sitio todavía.

Porque nada me consuela,
porque todo me extravía,
porque duelen las duquelas
y llego tarde al tranvía,
porque quiero seguir siendo
sin saber cómo ni cuándo
y bendigo maldiciendo
y espero desesperando.
Mi venganza de don Mendo
será mintiendo y cantando.

Poema: Décimas del escenario
Año: 2004, Interviú
Letra: Joaquín Sabina

Comentarios cerrados

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar