Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Letra de “Viví para cantarlo”

joaquín sabina, Viví para cantarlo, letra, canción, video, sabina

Letra de “Viví para cantarlo”

El tren de ayer se aleja, el tiempo pasa,
la vida alrededor ya no es tan mía,
desde el observatorio de mi casa
la fiesta se resfría.

Los pocos que me quieren no me dejan
perderme solo por si disparato,
no tengo dirección para mis quejas
que tocan arrebato.

Acabaré como una puta vieja
hablando con mis gatos.

Dejé de hacerle selfies a mi ombligo,
cuando el ictus lanzó su globo sonda,
me duele más la muerte de un amigo
que la que a mí me ronda.

Con la imaginación, cuando se atreve,
sigo mordiendo manzanas amargas
pero el futuro es cada vez más breve
y la resaca, larga.

Superviviente, sí, ¡maldita sea!,
nunca me cansaré de celebrarlo,
antes de que destruya la marea
las huellas de mis lágrimas de mármol,
si me tocó bailar con la más fea,
viví para cantarlo.

Joaquín Sabina
Viví para cantarlo

Sale de dentro cada verso de esta canción inédita de Joaquín Sabina que tiene por título “Viví para cantarlo” y que estará, según anunció en las jornadas Sabina por aquí, en el nuevo disco que llevará por título Lo niego todo. La letra, un mano a mano entre Joaquín Sabina y Benjamín Prado, la musica a cargo de Leiva. Superviviente, superviviente siempre…

El artículo Letra de “Viví para cantarlo” fue publicado el 14-09-2016, ha sido leído 62.094 veces. Queremos conocer tu opinión, recuerda que los comentarios están sujetos a las normas de participación

3 Comentarios

  1. Patricia Fenandez
    Patricia Fenandez 15/09/2016

    SIempre genial Sabina. tal cual la vida .

  2. el loco del bombín
    el loco del bombín 27/09/2016

    UNA DE ROMANOS en concierto ya, por favor.

  3. Jose Luis De Paz Centurión
    Jose Luis De Paz Centurión 21/11/2016

    Sabina nos sigue deleitando con letras abonadas por tantos relatos, vivencias y memorias de una colectividad incluyente. No se necesita ser tan y tan viejo, solo basta mirarse en este espejo que Úbeda liberó al mundo, en este juglar que regresa de cuando en cuando y cínicamente nos recuerda que vivió para contarlo.
    Gracias por ser y estar.

Los comentarios están cerrados.