Pulsa "Enter" para saltar al contenido

Tercetos encabronados II

joaquin sabina

Nos vais a defraudar, maldita sea,
pero, mientras, huid hacia adelante,
por vuestros muertos y por nuestros hijos.

Bailad el cha cha cha con la más fea
y, ojo, que ya se burla del talante
risueño el otro dueño del cortijo.

Los Jiménez Losantos, los Ussía,
los Albiac, los Campmany, los Herreros,
los Burgos, los Botines de la usura.

Los costaleros de Santa María,
los Acebes tan leves y tan hueros,
los Jiménez de Parga con tonsura.

Cruzados del pasado, articulistas
del ABC, de La Razón, del Mundo,
arqueólogos del siglo diecinueve.

Juanes con Tierra, guerracivilistas
de un campo de Agramante nauseabundo,
Zeta Pe no es Moisés… pero se mueve.

Convénzase, Rajoy: el del bigote
nos cavó una trinchera vil e injusta
haciéndole un Lewinski a mister Bush.

Bastaba el decretazo, el chapapote,
la boda de la niña, (¡qué me gusta
que le supiera a mierda el chupa chus!).

Que pesen más las filias que las fobias,
que se jubile el dios de las batallas,
cateto emperador, gringo demente.

Que duerman los horteras con sus novias,
que salga el sol y brillen las medallas
de Bono en la pechera de la gente.

Poema: Tercetos encabronados II
Año: 2005, Interviú
Letra: Joaquín Sabina

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar